Negocios

Menos zapatos, pero más calcetines: Monarch construirá nueva planta para aumentar la producción

Firma ligada a las familias Magnasco-Aste planea elevar en 30% la productividad con una nueva fábrica en Macul que se espera que inicie producción en marzo del próximo año.

Crédito: Diario Financiero
Menos zapatos, pero más calcetines: Monarch construirá nueva planta para aumentar la producción

Los recientes anuncios de cierre de industrias en Chile y que tuvo su último episodio con Guante, no han intimidado los planes de expansión para la fabricante de calcetines Monarch, compañía ligada a las familias Magnasco-Aste. De hecho, la empresa -que data desde 1937- se alista a poner en funcionamiento una de sus más importantes inversiones: una nueva planta ubicada en la comuna de Macul, con la que esperan elevar su productividad en 30%.

Pese a emplear a más de mil personas, Aldo Magnasco Aste, presidente del directorio de la empresa, asegura que una vez esté funcionando el proyecto –que implicará cerrar una de sus plantas, y trasladar al personal a la nueva instalación- se aumentará su dotación en 180 personas.

"El proyecto tiene dos etapas: la primera implica la inversión de US$ 12 millones, que es el galpón más toda la tecnología que se está trayendo, pero está todo pensado para crecer un 30% de aquí a un año más. Para la segunda se llegaría a invertir unos US$ 15 millones a US$ 18 millones, cuando esté en plena actividad", detalla Magnasco.

Una vez operando, que se espera que sea en marzo de 2020, la empresa espera ahorro de costos en torno al 15%. Cifra no menor, ya que este ítem es clave para enfrentar a la competencia principalmente de las exportaciones chinas.

Además de ahorro de costo, la empresa señala que su estrategia se ha centrado en tres puntos: entregar productos de calidad; de rápido ajuste a cambios de moda; y un ágil despacho a multitiendas, lo que ha sido valorado por sus clientes, entre los que se apuntan Ripley, Hites y Falabella.

En otro frente, la empresa debutó recientemente con un nuevo diseño de marca, que esperan en los próximos doce meses tener instalada en su red de más de 70 tiendas. En complemento, la empresa está avanzando en el frente del e-commerce, aunque sus ventas aún tienen una participación marginal.

Actualmente la empresa vende $ 3.000 millones anuales, y ocupa el 60% del mercado de la producción nacional de calcetines.

El fin de la producción en Chile

Consultado los cierres de empresas que se han conocido en los últimos meses y otras que han cesado su producción en el país, el ejecutivo señaló que ello ha sido consecuencia de malas estrategias.

"Yo conocía a todos los que han cerrado, son de nuestro rubro. Uno sabe la historia y no supieron hacer las cosas. Todos los que han cerrado fue porque cuando llegó el momento de poder importar, no pensaron que a lo mejor no era bueno importar y cerraron sus plantas. De hecho ahora quedamos nosotros con el 60% del mercado, porque antes no éramos ni el 12%. Porque llegando todas las marcas propias a las grandes tiendas y supermercados", comentó.

 

Lo más visto en Negocios