Negocios

Movimiento de tasas en Chile y EEUU en compás de espera ante definición de equipo económico de Trump

Expertos esperan que tras el inesperado desenlace de la elección, la baja de tasas en Chile se concrete en 2017, ya que habría que esperar los movimientos que haga la Fed en diciembre y los lineamientos económicos del nuevo presidente.

Crédito: Reuters
¿Cuándo asume y cómo serán los primeros 100 días de Donald Trump en la Casa Blanca?

Aunque reconocen que es muy pronto para sacar conclusiones, expertos admiten que la elección de Donald Trump como el futuro presidente de EE.UU. pone en la mira la fecha en que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) hará efectiva el alza de tasas y el efecto que tendría esta decisión en Chile.

De hecho, el propio presidente del BC, Rodrigo Vergara, al ser consultado por los efectos que tendría esta elección en las políticas monetarias en la primera economía mundial y en nuestro país, aseguró que es muy temprano para hacer una evaluación, limitándose a agregar que “estamos preparados para enfrentar este tipo de eventos e incluso mayores”.

En su última reunión, el consejo de la Fed decidió mantener la tasa de interés en el rango entre 0,25% y 0,50%, aunque apuntó a la posibilidad de revisarla al alza en su próxima reunión, que se realizará entre el 13 y 14 de diciembre. Es decir, una vez que se conocieran los resultados de la contienda electoral de este martes.

Ahora, una vez que se ratificó el triunfo del candidato republicano, el gerente de la consultora Gemines y miembro del Grupo de Política Monetaria (GPM), Tomás Izquierdo, admitió que, pese a la volatilidad de las últimas horas, al momento de la reunión de la Fed en diciembre la economía mundial podría estar bastante más normalizada. “De ser así es absolutamente posible que, de aquí a una semana más, las expectativas de alza de tasas nuevamente estén en el 70% que tenían hasta antes de la elección de Trump”.

En tanto, el economista y ex ministro del gobierno de Sebastián Piñera, Felipe Morandé, manifestó que hasta que asuma Trump en enero, habrá sólo especulación sobre lo que pueda pasar. No obstante, “lo que le interesa a la Fed es que la inflación esté en torno a lo que proyectan como meta y a lo que estén indicando las cifras de desempleo. Eso no creo que vaya a cambiar significativamente con este cambio de gobierno”, planteó.

De todas maneras, el economista de Econsult y miembro del GPM, Gonzalo Sanhueza expresó que los mercados mundiales estarán atentos a las próximas intervenciones de Trump en torno a temas económicos y a la nominación de su futuro gabinete. “Quien sea su equipo económico será una señal muy importante”, afirmó.

En esta línea, Izquierdo aclaró que si el equipo económico que presenta el futuro presidente de EE.UU. no da tranquilidad a los mercados y sus primeros anuncios “son más bien rupturistas”, podría generar incertidumbre y volatilidad a los mercados. “En ese caso, probablemente, la Fed no va a poder subir la tasa en diciembre”, aseguró.

“Los índices de confianza empresarial y de los consumidores en EE.UU. que van a salir a fines de noviembre, en la medida que se vean afectados, es probable que le Fed postergue su decisión”, complementó Sanhueza.

Baja de tasas en Chile

Consultados por el efecto de la situación en EEUU en el rumbo de la política monetaria en Chile, los expertos consultados coinciden en que el movimiento de tasas a la baja se haría efectivo una vez que la Fed tome su decisión.

Este panorama coincide con el cambio de presidente del BC en Chile -Rodrigo Vergara dejará el cargo el próximo 10 de diciembre y será reemplazado por el consejero Mario Marcel- lo que podría retrasar la decisión del ente rector hasta el próximo año, una vez que emita su último informe de política monetaria de 2016.

“Mi impresión es que cada vez se hace muy probable que cualquier decisión del BC acá sea posterior a la decisión que tome la Fed. Eso hace pensar más bien hacia enero o febrero de 2017. Recordemos que Rodrigo Vergara se va en diciembre y soy de la idea de que no es elegante que él baje la tasa antes de irse. Mi impresión es que se lo va a dejar para el nuevo consejo”, afirmó Izquierdo.

En tanto, Morandé plantea que el cambio de sesgo a la baja que parte del mercado espera se concrete en la reunión de política monetaria del BC en noviembre, no obligaría a  que el movimiento bajista se haga efectivo inmediatamente al mes siguiente. “No es una cosa tan sagrada, podría hacerse perfectamente en enero”, afirmó.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios