Negocios

Sernac busca que Cornershop compense a consumidores afectados por "cobros injustificados"

Agencia Uno
Por T13
Se trata de un procedimiento voluntario colectivo, luego que el organismo presentara una denuncia por cambios unilaterales en condiciones del servicio entre Navidad y Año Nuevo de 2020.

El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) confirmó que buscará que Cornershop compense a sus consumidores por "cobros injustificados".

Se trata del inicio de un procedimiento voluntario colectivo luego que el organismo presentara una denuncia por eventuales infracciones a la Ley del Consumidor de parte de la aplicación de delivery.

La acción judicial, ingresada el 30 de agosto al 1° Juzgado de Policía Local de Las Condes, apunta a un cambio unilateral en las condiciones del servicio y por cobros que no correspondería aplicar.

Sobre lo mismo, el director nacional del Sernac, Lucas Del Villar, indicó que las empresas ya sean físicas o digitales no pueden realizar modificaciones unilaterales a los términos y condiciones y, por ello, realizar cobros que no son parte de las condiciones originales.

Según detallaron en un comunicado, la "empresa aplicó un cobro extra denominado 'cargo por contingencia' a pagar durante los días previos a la Navidad y Año Nuevo del año 2020. Dicho incremento ascendió a $3.000, afectando a los consumidores suscritos a la membresía Cornershop Pop, y que, de acuerdo a los términos y condiciones, se encontraba libre de cargos por alta demanda".

Sernac denunció ante la justicia a Cornershop por cobros irregulares Agencia Uno
Lee También >

Sernac denunció ante la justicia a Cornershop por cobros irregulares

"Las plataformas de delivery han sido muy útiles en la pandemia, pues han permitido a los consumidores acceder a productos y servicios básicos, especialmente cuando hemos estado en confinamiento. (...)  Sin embargo, como todo mercado emergente, es importante estar vigilando y hacer los ajustes necesarios cuando se detecta alguna infracción o mala práctica", sostuvo Del Villar.

Y agregó que "puede ser entendible que la empresa haya tenido problemas como la disminución de 'shoppers' o compradores, o dificultades relacionadas con las restricciones sanitarias. Pero eso no justifica que a los consumidores se les cambie unilateralmente las reglas del juego y no se les informe o pida su consentimiento para esos cambios”.

Por lo pronto, se espera que a través del procedimiento voluntario colectivo, la empresa compense a los consumidores afectados por los cambios y que ajuste sus cláusulas y procedimientos "a los estándares que exige la Ley".