Negocios

Uber sella compra de Cornershop y suma a la compañía chilena a su plataforma mundial

Uber sella compra de Cornershop y suma a la compañía chilena a su plataforma mundial
Paula Comandari
Compartir
Luego de una fallida adquisición por parte de Walmart, la start-up chilena aprovechó la oportunidad para cerrar un negocio por cerca de US$ 450 millones.

Fue destacada por Forbes y siempre estuvo en la mira del retail: la historia de dos chilenos y un sueco, que hace cinco años diseñaron una aplicación para llevar las compras del supermercado a la casa y que bautizaron como Cornershop, acaba de finalizar un proceso que la convierte probablemente en la startup chilena más exitosa, la misma que comenzó con menos de US$ 500 mil dólares de inversión, y que terminó con la compra del 51% de su propiedad por parte de la gigante estadounidense Uber, que además cuenta con Uber Eats. La adquisición se materializará en los próximos días y le abre un universo tan amplio como poder estar presente, casi literalmente, en todo el mundo. 

Esto porque Uber opera en más de 10 mil ciudades, en 69 países y seis continentes, una proyección sin igual considerando que la empresa chilena funciona hoy en Chile, Brasil, Canadá, Colombia, Perú y México, en cerca de 20 ciudades, pero que a partir de ahora tendrá acceso al mercado europeo, y con fuerza en los lanzamientos que se concretarán en las próximas semanas en Estados Unidos, donde Cornershop hoy sólo tiene algunos pilotos.

Por eso es que Oskar Hjertonsson, uno de los fundadores y CEO de la compañía, celebra la noticia. "No puedo imaginar una mejor manera de celebrar nuestro quinto aniversario que uniendo esfuerzos con la mejor plataforma on-demand. Uber es el socio perfecto para conectar a las personas con nuestros increíbles socios comerciales, con solo tocar un botón", afirma el fundador y CEO de Cornershop. Un nuevo hito en la búsqueda de masividad, algo que en la compañía habían intentado antes cuando decidieron vender una participación a Walmart, negocio que no pudo concretarse porque la Fiscalía Nacional Económica mexicana vetó la operación en ese país, por riesgos a la libre competencia. 

La frustración, sin embargo, se convirtió rápidamente en una nueva oportunidad: sólo meses más tarde, un día cualquiera, Hjertonsson recibió el llamado de un alto ejecutivo de Uber, y las tratativas para sellar un acuerdo fluyeron rápidamente. Tanto que en octubre pasado, se hizo público el interés de la estadounidense por adquirir la aplicación chilena y luego de seis meses la Fiscalia Nacional Económica de Chile aprobó la operación y hoy está únicamente pendiente la autorización en México. 

Todo en uno

Desde hoy, usuarios de 19 ciudades en América Latina y Canadá podrán hacer sus pedidos a través de Uber, que como dicen sus principales ejecutivos, con la venta de productos de supermercados esperan convertirse en un elemento indispensable en el día a día de las personas, porque con un solo click podrán moverse de un punto a otro, acceder a sus platos preferidos, pero también realizar sus compras, “lo que amplía la visión de Uber de acercar a las personas a las cosas que necesitan, todo en un solo lugar”, dice el director senior de Uber Eats, Daniel Danker. 

En el planeta Uber explican que no había que inventar la rueda: prefirieron apostar por la experiencia en el rubro de supermercados y adquirir el expertise de la chilena para sumar esta nueva área de negocios, en la cual han prometido realizar nuevas innovaciones para que la experiencia del usuario mejore respecto a Cornershop. 

La necesidad de contar con este “nuevo producto” surgió en pandemia cuando las compras online se intensificaron en todo el mundo. De hecho, el anuncio de hoy se realiza luego de que Uber sumara a su aplicación 9.500 comercios en 30 países donde está presente Uber Eats, tras realizar pruebas pilotos de intermediación de compra, para dar más variedad de productos a las personas, tras un aumento significativo en la demanda de los consumidores por la entrega de productos de supermercado durante la actual crisis. “Uber comenzó con la premisa de que las personas puedan llegar más fácilmente a donde necesiten ir. Desde entonces, hemos evolucionado para conectarlas con la comida de sus restaurantes favoritos y ahora, estamos entusiasmados de llevar nuestra experiencia tecnológica a todo el mundo junto con el equipo de Cornershop", dice Eduardo Donnelly.

En Chile, el abanico de oportunidades para Corneshop también es importante, toda vez que, según información de la propia compañía estadounidense, uno de cada tres chilenos tiene Uber o Uber Eats en sus teléfonos, y opera en todo el territorio nacional, desde Arica a Punta Arenas, además de 1200 ciudades en América Latina.

A partir de hoy se genera la primera experiencia de producto integrado de intermediación de compras y entregas de supermercado a domicilio de Uber y Cornershop, adquisición que tendría un costo cercano a los US$ 450 millones, y que le dan la razón a quienes apostaron que la caída del negocio con la supermercadista Walmart, por un monto cercano a los US$ 220 millones, era una oportunidad para la chilena, que hoy está en los ojos del mundo entero.

Señal T13 En Vivo
Comentarios