Negocios

Ministro de Hacienda impulsará acuerdo por pensiones tras elecciones municipales

Rodrigo Valdés pretende que el gobierno envíe antes de fin de año un proyecto de ley al Congreso que modifique el sistema de pensiones. Para ello es clave alinear a todos los partidos en el destino que tendrá el 5% adicional de cotización.

Crédito: Agencia Uno
Ministro de Hacienda impulsará acuerdo por pensiones tras elecciones municipales

Por Carlos Agurto

Las miles de personas que salieron a la calle el domingo 24 de julio en la primera de las tres marchas convocadas por el movimiento No +AFP pusieron el tema previsional entre las prioridades del gobierno.  De hecho, el 9 de agosto la Presidenta Michelle Bachelet convocó a un gran acuerdo nacional para realizar cambios al sistema que permitan  aumentar las pensiones. Desde ese momento han transcurrido más de dos meses y, pese a que la discusión técnica ha avanzado, en el ámbito político está congelada.

Prefiero no referirme hoy  a este tema específico, ya habrá tiempo para debatir”, señaló ayer lunes el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés consultado por los avances de la discusión  de los temas que la Mandataria puso sobre la mesa: el aumento del 10% al 15% de cotización obligatoria con cargo al empleador que permitiría crear un nuevo pilar de “reparto”, el fortalecimiento del actual pilar solidario, cambios al sistema regulatorio de las AFP, entre otros.

 Valdés empoderado

Las señales dadas a conocer en público por el titular de Hacienda se ratifican al analizar el avance de las instancias creadas al interior del Ejecutivo para aterrizar las propuestas y alcanzar un acuerdo político transversal.

Por un lado, el comité de ministros formado para revisar las propuestas de cambios al sistema de pensiones incluidos en el informe final de la Comisión Bravo se reunió por última vez en agosto. Fue en esta instancia donde se hicieron evidentes las diferencias entre los ministros respecto, principalmente, del destino del 5% de cotización adicional. Por un lado, los que consideran necesario que estos recursos se destinen en totalidad al nuevo fondo. En la vereda contraria, los que estiman que, al menos una parte, se debe destinar a las cuentas individuales de los trabajadores.

Esta división al interior del comité generaba incomodidad y frenaba el avance en la discusión de los temas clave. Esto llevó a que las reuniones de los viernes en el Ministerio del Trabajo cesaran y que la discusión se encauzara por una vía más técnica, a través de la Superintendencia de Pensiones y el propio Valdés, con los expertos que representan a las distintos partidos políticos de la Nueva Mayoría.

En tanto, el tema más político, quedo en manos del ministro del Interior, Mario Fernández, quien ha sostenido una serie de reuniones en La Moneda con representantes y equipos técnicos de partidos de todo el espectro político. Sin embargo, asistentes a los encuentros reconocen que hasta ahora “no se llega a resultados concretos”.

Y es que la coyuntura atrapó el tema. Las elecciones se tomaron la agenda y dejó en stand by las reuniones lideradas por Fernández. La última se realizó el 29 de septiembre. De hecho, el vocero de gobierno, Marcelo Díaz, señaló que el diálogo político que encabeza el ministro del Interior, se reanudará una vez que pasen las elecciones municipales, “porque buena parte de los interlocutores son parlamentarios y dirigentes de partidos políticos que han estado concentrados en el desafío electoral del próximo domingo, los equipos técnicos han seguido trabajando", explicó.

Los interlocutores

Conocedores de las negociaciones reconocen que el eventual avance de las conversaciones en el ámbito político está supeditado a los resultados de las discusiones técnicas que se han dado bajo el alero de la Superintendencia de Pensiones (SP) encabezada por Osvaldo Macías. En esta instancia además han participado la coordinadora de Políticas Sociales del Ministerio de Hacienda, Paula Benavides, junto al economista y asesor del Ministerio del Trabajo, Cristóbal Huneeus.

Este ciclo de reuniones entre el Ejecutivo y actores del sector previsional concluyó el pasado viernes y derivará en la elaboración de un informe que será presentado a Hacienda y Trabajo “lo antes posible”. Desde la SP explicaron que este documento considerará un análisis crítico de las propuestas recibidas y será la propia entidad fiscalizadora quien decida cuáles son los aspectos factibles de aplicar.

Por esta razón, una vez que terminen las elecciones municipales, el desafío del ministro Valdés será el de alinear a los ministros y a los partidos oficialistas en torno a la propuesta que elabore el gobierno. Esto con el objetivo de enviar un proyecto de ley al Congreso antes que termine el presente año.

Esta misión parece muy difícil considerando que el bloque PS, PPD y PC ya tendrían una especie de pacto para apoyar la creación de un pilar de “reparto” con el total del 5% adicional de las cotizaciones  obligatorias. Es decir, implementar una versión “suavizada” de la propuesta B de la Comisión Bravo. Para llegar a esta conclusión se han asesorado por expertos que formaron parte de la instancia y que votaron a favor de dicha propuesta: los expertos Christian Larraín y Andras Uthoff.

Mientras en la DC, el comité económico y social del partido –compuesto entre otros por los economistas como Guillermo Larraín y Ricardo French Davis-  ha desarrollado un trabajo que ha incluido la participación de los ex ministros Alejandro Ferreiro y José de Gregorio, y del docente de la Universidad Católica, Hugo Cifuentes.  Sin embargo, este estudio aún no concluye, dando cuenta de las diferencias al interior de la colectividad.

“Nosotros estamos trabajando en la convocatoria que ha hecho la Presidenta en forma muy transversal. Hay algunas propuestas que estamos elaborando respecto del destino de este 5%”, reconoció esta tarde la presidenta falangista, Carolina Goic, tras reunirse con el ministro Valdés.

Negociaciones se reactivan tras elecciones

Pese a que la Presidenta convocó a un acuerdo transversal para aplicar cambios al sistema de pensiones, en el Ejecutivo precisan alcanzar un acuerdo, al menos, al interior de la Nueva Mayoría, considerando que cualquier modificación al sistema de seguridad social requiere de un quórum calificado en el Congreso. Es decir, necesitaría de 20 votos en el Senado (tiene 21) y de 61 en la Cámara de Diputados (cuenta con 67).

"La idea es poder ir construyendo puntos de acuerdo. Si uno invita a un pacto nacional lo que tiene que hacer es esperar que todos contribuyan para que ese acuerdo sea un gran entendimiento transversal que nos permita avanzar con mucha celeridad y prontitud. No hemos puesto plazos ni fechas específicas porque eso va a depender mucho de cómo avancen las conversaciones, pero tenemos la convicción de que después del proceso electoral del domingo, se retomarán con más fluidez las conversaciones que han estado llevando a cabo el ministro del Interior y por supuesto la Presidenta de la República", aseguró el vocero.

Esta necesidad de acuerdo transversal, pese a que la NM cuenta con los votos para sacar el proyecto adelante, lo que busca es validar las determinaciones que se tomen en la propuesta que se presente al Congreso. Con esto además el gobierno busca dejar atrás la sombra que dejaron las reformas tributarias y laboral, y que hasta el día de hoy siguen siendo materia de críticas. De ahí que insista en la transversalidad que deben tener los acuerdos.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios