Política

Abstención y límite a campañas: los temores del mundo político para las municipales

Por Tomás Martínez
De manera transversal las nuevas reglas del juego para desplegar propaganda electoral generan preocupación. El Gobierno hará una campaña para llamar a votar, mientras que ex colaboradores de Piñera piden evaluar la ley.

A primera hora de este lunes, en los patios de La Moneda, el presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade (PS), sinceró un debate que preocupa de manera transversal al mundo político: los bajos niveles de participación que se estima marcarán las municipales del 23 de octubre.

Si en 2012, en el estreno del voto voluntario, la abstención registrada de casi el 60% generó un profundo golpe y fue la primera señal de que la ciudadanía le daba la espalda a la política (hubo 5.542.069 votos válidamente emitidos, de más de 13,4 millones de habilitados), el panorama que podría darse en las urnas en menos de 20 días más -se repite entre los dirigentes- podría ser brutal.

"En Chile tenemos voto voluntario, todo el mundo entiende que va a haber una abstención mayor y además no hay ningún ambiente de campaña (…) Cuando no hay ambiente de campaña, la gente no se siente compelida de ir a votar”, dijo el diputado y ex presidente del Partido Socialista.

Andrade aludía a las reglas del juego que se aplicarán por primera vez en una campaña, referentes al financiamiento y la propaganda electoral, además de una eventual alza en la abstención. “Lo que para algunos es una virtud -esto de que las calles están desocupadas- que, sin lugar a dudas, en la medida que se había exagerado constituye una virtud, tiene un problema, y es que el ambiente de campaña que existe y, en consecuencia, el desconocimiento general de que va a haber elecciones municipales pronto, y quiénes van a ser los candidatos, no deja de ser preocupante", añadió Andrade.

El ambiente de campaña que existe y, en consecuencia, el desconocimiento general de que va a haber elecciones municipales pronto, y quiénes van a ser los candidatos, no deja de ser preocupante
Osvaldo Andrade

En concreto, las nuevas reglas implican menos propaganda en las calles, ya no se ven esquinas plagadas de las famosas ‘palomas’ con la imagen de los candidatos, los aportes a las campañas son públicos y más reducidos. La propaganda, por ejemplo, tienen ahora un tamaño restringido y sólo puede ser instalada en espacios públicos permitidos por el Servel.

Incumbentes vs desafiantes

Con la nueva forma de hacer campaña se genera además otro debate, sobre cuánto perjudica a los candidatos desafiantes las restricciones para desplegar propaganda, un hecho que asume la postulante de la Nueva Mayoría, Angélica Cid (PS) por Estación Central, quien compite contra el actual alcalde Rodrigo Delgado (UDI).

"Nos afecta, en el sentido de que el alcalde en ejercicio tiene toda la facultad para usar los medios municipales para hacer campaña, y de hecho, lo hacen. Pero, por otro lado, puedo decir que también es importante esta forma de regular la publicidad, porque generalmente el que tiene más plata es el que podía tener más publicidad en las calles, y siento que ahora estamos en igualdad de oportunidades”, resume la candidata desafiante del alcalde incumbente.

Va a haber que evaluar la nueva legislación desde la perspectiva siguiente: impacto en la participación, impacto en que está privilegiando demasiado a los incumbentes y, por lo tanto, desfavorece a la competencia y la alternancia
cristián larroulet

Para equiparar la cancha es que aún quedan materias por perfeccionar. María Jaraquemada, directora de Incidencia de Espacio Público -entidad que encabeza Eduardo Engel- sostiene que hay varias propuestas de la comisión Engel que no fueron tomadas en cuenta y “que podemos volver a discutirlas, como que se limite el gasto en publicidad que pueden hacer los municipios en años electorales, que se restrinja la contratación a honorarios en años electorales, restringir el intervencionismo que puedan hacer los incumbentes desde su posición de ser beneficiados en época de campaña. También la comisión Engel propuso que el tiempo de campañas fuera más amplio que el actual, de modo que los desafiantes pudieran darse a conocer de mejor manera”.

La comisión Engel propuso que el tiempo de campañas fuera más amplio que el actual, de modo que los desafiantes pudieran darse a conocer de mejor manera
María Jaraquemada

Perjudicados o no, la brecha entre incumbentes y desafiantes abre un fuerte debate y, para algunos, genera un vacío. "Siempre los incumbentes han tenido ventajas sobre los desafiantes, sobre todo en el plano municipal, pero hoy con la nueva ley esa ventaja es muy pronunciada, porque para los desafiantes va a ser muy difícil darse a conocer o llegar al electorado con las limitaciones que hay de gasto y propaganda”, afirma el secretario general de la UDI, Guillermo Ramírez.

Larroulet llama a “evaluar la ley”

Considerada como una suerte de ‘marcha blanca’ de las nuevas reglas del juego, la ley de financiamiento de campañas políticas tendrá su prueba de fuego en estas municipales. Por lo mismo, su balance comenzará a realizarse después del 23 de octubre.

“Después de la elección municipal, y después de la próxima elección presidencial y parlamentaria, va a haber que evaluar la nueva legislación desde la perspectiva siguiente: impacto en la participación, impacto en que está privilegiando demasiado a los incumbentes y, por lo tanto, desfavorece a la competencia y la alternancia. Esas dos evaluaciones hay que hacerlas, porque efectivamente a lo mejor se le pasó la mano a la ley desde la perspectiva de reducir las instancias de información de los ciudadanos”, plantea Cristián Larroulet, ex ministro de la Segpres del gobierno de Sebastián Piñera.

¿Impacto en la participación?

La preocupación porque la abstención se pueda disparar es creciente. Si ya en 2012 fueron menos de seis millones los electores que acudieron a votar, se cree que ahora la cifra podría bajar de los cinco millones; y el padrón electoral actualizado -si bien no ha sido correctamente depurado- es aún mayor que el de hace cuatro años y supera los 14 millones de inscritos.

Vote A, B o C, vote blanco, vote nulo, vote lo que usted quiera, pero vote
Ministro Marcelo Díaz

Para ello el Gobierno se empeña en difundir una campaña llamando a asistir a las urnas, que se desplegará durante la segunda quincena de octubre. Este lunes, además, el vocero de La Moneda, Marcelo Díaz (PS), dijo que “puede haber muchas razones para sentir distancia de la política y de las elecciones, pero al final del día el 23 de octubre en la noche habrá autoridades en todas las comunas del país, que van a tomar decisiones que van a incidir en su vida cotidiana”. El portavoz de Palacio remarcó: “vote A, B o C, vote blanco, vote nulo, vote lo que usted quiera, pero vote”.

¿Pero tiene relación la participación con las nuevas reglas de financiamiento campañas? Según María Jaraquemada podría haber un vínculo, pero de carácter indirecto: “No creo que sea la causa principal de que mañana haya una gran abstención el tema de la propaganda electoral”.

La directora de Incidencia de Espacio Público ejemplifica su diagnóstico en que el 2012 era masiva la propaganda electoral y hubo alrededor de un 60% de abstención, por tanto, a su juicio, no sería la única  causa de baja participación. “Hemos visto cómo la mayoría de las encuestas que hablan sobre participación electoral, sobre si la gente se siente involucrada en política, han ido todas mostrando un descenso en el interés por la política desde 1990 hasta ahora. Hay una desconfianza muy alta en los partidos y de las instituciones política, es muy baja la confianza que la gente tiene, entonces creo que son causales mucho más directas de la abstención que el tema de la propaganda”.