Política

Chile Vamos en alerta: pide complicidad al gobierno en diálogo por mínimos comunes con la oposición

Agencia Uno
Por Karina Zúñiga | Paula Valenzuela
La minuta difundida por el gobierno a la oposición causó molestia en el oficialismo, pues las bajadas no estaban socializadas con el sector. Los presidentes de partido de Chile Vamos este martes recalcaron que “esta mesa tiene tres patas, no dos, y Chile Vamos es parte importante”.

Al menos dos reuniones sostuvieron los dirigentes de Chile Vamos para ordenar posiciones ante el avance del llamado acuerdo de los mínimos comunes que intenta sacar adelante el gobierno con la oposición.

La noche de este lunes, La Moneda difundió entre los dirigentes opositores una minuta con los lineamientos para alcanzar un entendimiento antes de las elecciones del 15 y 16 de mayo.

El documento, sin embargo, generó molestia en buena parte del oficialismo. ¿La razón? El hecho levantó “malos recuerdos” de momentos en que, sobre todo al inicio de la pandemia, el gobierno, dicen, prefería negociar primero con la oposición y luego solo “informar” a Chile Vamos de los resultados. “No somos buzón”, reclamaban entonces.

Esta vez, Chile Vamos tomó cartas en el asunto y sostuvieron reuniones en el Congreso entre presidentes de partidos -Rafael Prohens (RN), Javier Macaya (UDI) y Andrés Molina (Evópoli)-, diputados, jefes de bancada y los miembros de la mesa de la Cámara Baja Diego Paulsen (RN) y Francisco Undurraga (Evópoli).

La idea, afirman, era buscar puntos en común para pedir el protagonismo que les corresponde en las negociaciones. “No vamos a mirar desde la galería, este es un acuerdo entre el gobierno, Chile Vamos y la oposición”, afirmaron durante la jornada.

Y la molestia la transmitieron a los ministros Rodrigo Cerda (Hacienda) y Juan José Ossa (Segpres), haciendo ver que no debía repetirse episodios pasados donde el oficialismo quedaba fuera de las negociaciones.

Por eso, durante la tarde de este martes, los timoneles oficialistas fueron claros en señalar que como Chile Vamos debían rearticularse de manera urgente para enfrentar estos desafíos.

Chile Vamos, en esa línea, acordó que sus interlocutores serán Paulsen y Undurraga y los jefes de bancada Leopoldo Pérez (RN), Juan Antonio Coloma (UDI) y Luciano Cruz-Coke (Evópoli).

“Vamos a trabajar sobre los puntos ya anunciados por el Ejecutivo y sobre eso vamos a ver cuáles son las mejores formas con las cuales podemos aportar a esta convivencia nacional que se ha hecho en el Congreso. Esta mesa tiene tres patas, no dos, y Chile Vamos es parte importante. Si no estamos ahí, obviamente que la postura de Chile Vamos no va a ser todo lo colaborativa que nos gustaría, sino que será el poner nuestros puntos para ser escuchados”, dijo el senador Prohens.

Estos dichos fueron secundados por el diputado Macaya, quien enfatizó: “Para el diálogo político es muy importante la participación de Chile Vamos; Chile Vamos es una coalición que le ha dado el sustento político al gobierno”. Asimismo, el líder UDI recalcó que el gobierno debe igualmente escuchar a sus candidatos presidenciales del bloque.

Molina, en tanto, señaló que “nosotros tenemos que tener mayor complicidad con el gobierno en esta etapa que viene y eso significa justamente un trabajo donde cada uno va a ir dando y cediendo”.

Desde La Moneda, en tanto, quedaron al tanto de esta situación y, al cierre de esta edición, los ministros Cerda y Ossa se reunían con diputados de Chile Vamos.

Asimismo, por la mañana de este martes, en el gobierno veían difícil que el entendimiento de mínimos comunes saliera a flote antes de las elecciones, como estaba planeado en un momento. Los nudos, afirman, son varios, sobre todo el corte o monto del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o la llamada renta básica universal.

Los dichos de los líderes del bloque, en todo caso, durante la jornada, fueron más allá y plantearon en privado que junto a sus equipos técnicos y políticos harán una propuesta propia al gobierno en base a la minuta entregada.