Política

Despenalización del aborto: Oposición interpelará a ministro de Salud por cambio en protocolo

Parlamentarios de la oposición han reunido más de 56 firmas, lo que les permitirá concretar la sesión. Ofensiva surge luego que el Ejecutivo modificara el documento que regulaba la objeción de conciencia por parte de las instituciones privadas.

El ministro de Salud, Emilio Santelices, se convertirá en la primera autoridad del gobierno de Sebastián Piñera en ser interpelada. Este martes parlamentarios de la oposición comenzaron a reunir las firmas necesarias para concretar la ofensiva. Hasta el momento, han logrado más de 56 rúbricas, por lo que es solo cosa de tiempo que esto se concrete. 

La solicitud surge luego que el gobierno modificara el protocolo que regula la objeción de conciencia de la ley de despenalización del aborto en tres causales, elaborado por la administración de Michelle Bachelet. En ese documento se señalaba que las instituciones privadas que contaban con convenio de prestaciones de ginecología y obstetricia con el Minsal no podían abstenerse de realizar procedimientos. Un tema que quedó fuera con la enmienda ingresada el viernes 23 de marzo. 

La interpelación fue promovida por la diputada radical Marcela Hernando, quien será la encargada de formular las preguntas a Santelices. "No vamos a permitir que se atropellen aquellas cosas que hemos conquistado", afirmó.

"Respecto al tema de la objeción de conciencia en el caso de las instituciones. Yo soy una de las defensoras, y lo defendí así en las comisiones, del que exista la objeción de conciencia personal y como médico me interesaba defenderlo, pero eso no es lo mismo que privar el derecho a acceder a una prestación a una serie de mujeres por la vía de hacer un protocolo  que en el fondo está haciendo eso", explicó. 

Consultado sobre la ofensiva de la oposición, el ministro de Salud afirmó que esperará que se presenten las firmas.

Con todo, señaló que "las modificaciones se hicieron para, por un lado, proteger a las mujeres que requerían esta ley, pero también, en segundo lugar, para cuidar y proteger a cientos de mujeres que en presencia de un embarazo de alto riesgo tienen que recurrir necesariamente a un servicio privado, dado que nuestro país tiene un déficit de camas de neonatología".