Política

Diputados aprueban proyecto que excluye de beneficios a condenados por crímenes de lesa humanidad

Agencia Uno
Por T13
La sala de la cámara baja respaldó, en general, la normativa que impedirá que los condenados por genocidio y otros crímenes puedan acceder a una reducción de condena.

La Cámara de Diputadas y Diputados aprobó en general el proyecto que excluye de todos los beneficios de reducción de condena a los presos declarados culpables por genocidio o crímenes de guerra o de lesa humanidad.

La propuesta aprobada este jueves en la sala de la cámara, había sido respaldada también en la Comisión de Constitución, hasta donde deberá volver para que sea debatida en particular, tras ser objeto de indicaciones.

La iniciativa agrega un nuevo artículo a la Ley 19.856, que crea un sistema de reinserción social de los condenados sobre la base de la observación de buena conducta, por medio del cual se impide la entrega de sus beneficios a personas condenadas por delitos de homicidio, homicidio calificado, secuestro, secuestro calificado, sustracción de menores, detención ilegal, inhumación o exhumación ilegal, tormentos o rigor innecesario y asociación ilícita, que la sentencia, en conformidad al derecho internacional, hubiese considerado como genocidio, crímenes de lesa humanidad o crímenes de guerra.

La restricción por lo tanto, operará para los delitos contemplados en la Ley 20.357, que tipifica crímenes de lesa humanidad, genocidio y crímenes y delitos de guerra.

La normativa fue aprobada con 75 votos a favor, 34 en contra y 18 abstenciones.

Además, se recordó que la norma va en línea con los tratados internacionales de Derechos Humanos firmados por Chile y se sostuvo que, muchos de los encarcelados que podrían gozar del beneficio de reducción de condena por buena conducta, ya gozan de muchos privilegios respecto de la población penal general, pese a la gravedad de sus crímenes.

De parte de quienes rechazaron la normativa se llamó a considerar un principio de humanidad frente a personas mayores que ya han cumplido gran parte de su pena y a tomar en cuenta que otros condenados por crímenes similares en otros países, como los relacionados al mundo nazi y a la guerra en Bosnia-Herzegovina, tuvieron la oportunidad de terminar sus días en sus hogares.