Política

Evo Morales asistirá a cambio de mando en Chile a días de los alegatos orales en La Haya

Archivo Agencia Uno
Por María Paz Núñez
El canciller altiplánico confirmó la asistencia de la delegación boliviana al regreso de Sebastián Piñera a La Moneda, días antes de que se inicie en La Haya la última etapa del juicio por la demanda marítima interpuesta por Bolivia.

A días de que se inicie la etapa oral del juicio por la demanda marítima boliviana ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, el presidente de ese país, Evo Morales encabezará junto a su canciller Fernando Huanacuni, la delegación altiplánica que asistirá al cambio de mando que marca el regreso de Sebastián Piñera a La Moneda.

En entrevista con el canal de televisión estatal Bolivia TV, el canciller Huanacuni señaló que "la invitación está dirigida al presidente Evo Morales, así que el presidente Evo Morales se hará presente juntamente con el canciller, la comitiva oficial que es muy importante. Nosotros somos países hermanos, países vecinos, respetamos las institucionalidad democrática de cada país y dialogamos con los representantes elegidos por el pueblo".

Huanacuni agregó que "estamos con la intención de ir a Chile, así que nosotros agradecemos la invitación de la presidenta Michelle Bachelet, como siempre nosotros hemos acudido a esa gentil invitación, no podemos estar ausentes porque es un hecho importante no solo para Chile sino para la relación bilateral y el equilibrio regional".

La confirmación de la asistencia al cambio de mando se da un día después de que el ministro de Justicia, Héctor Arce, pusiera en duda el cumplimiento por parte de Chile del fallo del tribunal internacional basado en los dichos del ex agente y senador electo por Arica, José Miguel Insulza, quien indicó que "a Chile no lo va a obligar a negociar nadie".

Justamente la demanda marítima de Bolivia, interpuesta en 2013, apunta a la supuesta obligación de Chile de negociar una salida al Océano Pacífico.

Los alegatos orales están agendados entre el 19 y el 28 de marzo en La Haya, y se iniciarán con la intervención de Bolivia como país demandante.