Política

Insulza y nueva fase en La Haya: "Concordamos con Bolivia un plazo razonable"

Por Pablo Cádiz
El agente se reunió con el presidente de la corte y su par boliviano. Ahí acordaron fechas para entrega de réplica y dúplica. El ex ministro dijo a T13.cl que el juicio podría concluir en 2018.

Cerca de 25 minutos se extendió la reunión que sostuvo hoy, a las 14 horas (9 horas en Chile) el agente de Chile ante La Haya, José Miguel Insulza, con su homólogo boliviano Eduardo Rodríguez Veltzé y el presidente del tribunal internacional de Justicia, Ronny Abraham.

La cita tenía por objeto abordar los plazos en que continuará el litigio en que Bolivia pide obligar a Chile a negociar una salida al mar con soberanía. En la ocasión, Rodríguez Veltzé formalizó la intención de su país de responder a la contramemoria presentada por Santiago en julio de este año a través de un nuevo escrito, conocido como réplica, ante lo cual el equipo liderado por Insulza podrá enviar posteriormente una dúplica. 

Un encuentro que según detalla el propio Insulza a T13.cl se realizó en un clima “perfectamente normal, tranquilo, sin problemas”.

“El presidente de la Corte nos preguntó a ambos agentes, primero al de Bolivia, si Bolivia quería replicar y efectivamente el señor Rodríguez Veltzé le dijo que sí quería replicar y después informamos ambos que habíamos concordado un plazo que no puedo entregar y que sería razonable, en eso anduvimos de acuerdo, y yo espero que la Corte se pronuncie de ese plazo en los próximos días. Por lo tanto habría una respuesta de Bolivia primero, en un determinado plazo, y nosotros tendríamos el mismo plazo para contestar a eso. Fue una reunión muy normal y tranquila porque estábamos de acuerdo en el plazo razonable que se podía pedir”, relata desde Países Bajos. 

Pedimos de común acuerdo un plazo razonable y eso lo van a contestar en los próximos días la Corte. La Corte sólo puede contestar que sí a lo que se le pidió, porque es de común acuerdo entre las partes, o puede negarlo, cosa que está dentro de sus prerrogativas. En ese caso se iría directamente a los alegatos orales”.
José Miguel Insulza

La reunión en La Haya se realiza luego que en julio de este año Chile entregara su contramemoria, un texto de cerca de 200 páginas que -en suma- plantea que nunca existió una obligación de negociar una salida al mar con soberanía para Bolivia. "Ese es el punto fundamental", sostiene Insulza. 

"Yo estoy muy confiado en la contramemoria que presentamos, creo que fue una buena contramemoria, que está bastante clara, que va a tener respuesta; me parece lógico que la Corte autorice a Bolivia a responder y nosotros responderemos después. Yo tengo una muy buena opinión de cómo nos está yendo, yo quiero ser bien franco, nunca me he pasado de confiado, pero creo que nos está yendo bien”, dice el agente.

Consultado respecto del contenido del texto, el agente sostiene que “nosotros hemos entregado toda la información, toda la que tenemos que informar sobre el tipo de diálogo y conversaciones que han habido con Bolivia, sobre los argumentos jurídicos que se han utilizado, hemos dado nuestra versión sobre las ocasiones en que Bolivia dice que habría existido algún compromiso y estamos confiados de que nuestras razones van a ser atendidas”. 

En cuanto a los plazos en que podría concluir el juicio completo, Insulza señaló que "no creo que vaya a concluir el 2019. Yo creo que va a concluir el 2018, y difícilmente va a concluir el próximo año". 

En las próximas horas, Insulza se trasladará en tren a París, donde sostendrá un encuentro con el equipo de abogados internacionales que asesora a Chile. Luego de eso, viajará a Argentina donde dictará una serie de conferencias.

-Su cita con el presidente de la Corte y su par boliviano ocurre justo en momentos que se realiza la cumbre de los Países No Alineados. ¿Hay una suerte de trabajo para evitar que haya un pronunciamiento respecto de la demanda en esa cumbre?

Primero, creo que es importante decir que nosotros sí trabajamos en todas partes para evitar que el tema pueda ser planteado, porque nosotros planteamos que es un tema bilateral. Y segundo, quiero decirle con mucha franqueza, que a la Corte no le gusta que se ande buscando la participación de terceros. Es una cosa que no les ha gustado nunca, así que no estoy muy seguro que Bolivia sea muy inteligente en hacer eso, francamente. 

-Pero Bolivia lo ha hecho hartas veces.

Sí, pero eso no es necesariamente... La verdad es que eso no es del agrado de la Corte. O sea, que algún señor pueda haber dicho 'mire, ojalá Bolivia y Chile se entiendan' esas cosas sí, pero el pronunciamiento que sería lo que uno llamaría coerción diplomática, no son bienvenidos. Así que no es problema. Nosotros no lo hacemos, no le pedimos a nadie el apoyo para nuestra posición, les pedimos que no se metan no más.