Política

La agitada jornada en que Sichel intentó frenar el fuego amigo y cerrar el capítulo de su 10%

Sebastián Sichel en Ñuble. Crédito: Agencia Uno
Por Paula Valenzuela
El abanderado oficialista sorprendió anunciando que, de aprobarse el cuarto 10% en el Senado, apoyaría el retiro del 100% de los fondos previsionales, porque, dijo, hay un temor de que la izquierda expropie esos ahorros individuales. Y luego de tres días admitió que sí sacó su dinero. Su semana había sido compleja, pues Chile Vamos le dio la espalda en la Cámara en la tramitación del cuarto retiro. ¿Intento frustrado de recuperar la agenda?

“Sichel tiene que aclarar si sacó su 10%. Si lo hizo, no hay pecado alguno”. Las palabras, del vocero del comando de Sebastián Sichel, Francisco Undurraga (Evópoli), a primera hora del día, fueron la antesala de una movida jornada en el oficialismo.

El diputado se refería a la duda que plantó este lunes -previo a la votación en la Sala de la Cámara del cuarto retiro- sobre si había retirado parte de sus fondos de las AFP. Hasta este miércoles, el abanderado se resistió a contestar, lo que generó críticas en Chile Vamos.

Cerca del mediodía, entre los parlamentarios, en tanto, se comenzó a correr la voz de que Sichel haría un anuncio plegándose a un proyecto de ley impulsado principalmente por los UDI Jorge Alessandri, Juan Antonio Coloma y Renzo Trisotti. “Nos viene consultando hace días”, decían en las colectividades sobre la iniciativa que busca retirar el 100% de los fondos de AFP, mientras en La Moneda también ya estaban enterados de los pasos del abanderado.

Casi a las 14:00, así, Sichel publicó en sus redes sociales un video en el que, luego de tres días, admitía que había retirado sus fondos. “El 100% del retiro es el único camino que queda si se aprueba este cuarto retiro”, señaló. Y luego agregó: “Muchos, incluyéndome, hicimos retiro de estos fondos para, en el caso mío, mejorar nuestras pensiones futuras, trasladándolos a APV, y aumentamos esos fondos para arrancar de políticos irresponsables que quieren financiar lo que no pueden financiar a través de los ahorros”.

Más tarde, desde Talca, el candidato explicitó que sus contendores Gabriel Boric (Frente Amplio) y Yasna Provoste (Unidad Constituyente) buscan expropiar los fondos de pensiones individuales de los chilenos, “tal como ocurrió en Argentina”. Es más: llegó a señalar que “me da temor” la expropiación de fondos, porque, dijo, la candidata Provoste el año pasado presentó un proyecto de ley al respecto, y el PC -partido aliado de Boric- así lo ha afirmado.

Esas ideas las repitió sucesivamente; sin embargo, públicamente comenzaron a surgir dudas: cuántos retiros pudo sacar, cuándo los hizo y si eso se veía o no reflejado en su declaración de impuestos.

En un improvisado punto de prensa, cerca de las 16:30 horas, desde Santiago, la vocera Katherine Martorell (RN) explicó escuetamente que se trataba solo de un retiro de fondos, del primero, y que el candidato cree en el ahorro individual, por lo que trasladó esos dineros a un Ahorro Previsional Voluntario (APV).

“Es legítimo sentir miedo respecto a qué va a pasar con los fondos de pensiones con nuestros ahorros. Como comando de Sebastián Sichel, como futuro gobierno, no vamos a permitir que se juegue con los ahorros de las personas”, comenzó señalando la exsubsecretaria, dando cuenta de la estrategia política.

“Es un miedo instalado”, decían hace varios meses en Chile Vamos respecto al feeling que tenían en la calle ante un eventual gobierno de izquierda, dado que Gabriel Boric va puntero en las encuestas. De hecho, en entrevista con T13, el exministro y candidato a senador por Santiago, Jaime Mañalich, explicitó que se trataba de un “temor subterráneo” de su electorado o simpatizantes, del que “nadie habla claramente”.

Así, finalmente, la jugada de Sichel -criticada ampliamente por la izquierda, quienes lo acusaron de inconsecuente- se dio en momentos en que llevaba una compleja semana: 35 diputados le dieron la espalda en la votación del cuarto retiro -él insistió en rechazar, pero se aprobó gracias al oficialismo- y, mientras, diputadas como Nora Cuevas (UDI) y Francesca Muñoz (RN) se desmarcaban de su candidatura presidencial, sumándose a otros tres parlamentarios del bloque.

“Se descubre, lamentablemente, al candidato Sichel ocultando información y además sacando provecho económico de lo que se atreve a criticar del resto es necesario mayor honestidad y mayor transparencia”, criticó Boric, mientras Provoste aseguró que “la desesperación es mala consejera”.

Sichel tenía dos opciones: o entraba en la teleserie de quién sacó, quién no sacó, o iba más allá y proponía una alternativa de salvataje a los chilenos. La teleserie le interesaba a aquellos que siguen las teleseries de la política, el hecho que no te nacionalicen tus recursos le interesa a 11 millones de cotizantes”, defendió, en tanto, el diputado Alessandri.

Durante la jornada, así, Sichel intentó copar espacios, en un intento de recuperar protagonismo en la discusión previsional.

Boric cuestiona a Sichel por retiro de su 10% de AFP y pide “más transparencia y honestidad” Agencia Uno
Lee También >

Boric cuestiona a Sichel por retiro de su 10% de AFP y pide “más transparencia y honestidad”

Desde Chillán volvió a realizar un punto de prensa -ya el segundo del día sin contar el de Martorell- y Sichel abordó los cuestionamientos sobre su declaración de impuestos, publicada por La Tercera el 1 de julio pasado, en el que aparecía un pago de APV por casi 1 millón y medio. “Parece que a muchos de ustedes les falta estudiar derecho tributario, lo que se declara es el beneficio tributario, no el monto ahorrado. El monto ahorrado es casi cinco o seis veces más que eso, no me acuerdo el monto exacto”, dijo.

¿Las reacciones en Chile Vamos? Los diputados Alessandri y Coloma fueron activos voceros durante la jornada -tanto en Palacio como desde el comando- para respaldar este giro del candidato. El presidente de RN, Francisco Chahuán, no obstante, dijo previamente al anuncio que era una idea que habían conversado, pero que no compartían en el partido. “Sería un contrasentido”, señaló.

El senador RN, Manuel José Ossandón, de hecho, más tarde, dijo que esto se trataba de “un autogol” de Sichel y que en ningún caso estaría de acuerdo con el retiro del 100% de los fondos. “Eso sería desarmar una casa antes de construir la otra”, recalcó.

Desde Evópoli, en tanto, el presidente Andrés Molina relevó la idea de la expropiación de fondos de parte de la izquierda. “Estoy muy, muy de acuerdo con retirar todo y que cada uno lo lleve a un lugar seguro”, afirmó.

En los próximos días, el Senado deberá discutir el proyecto de ley de cuarto retiro, Cámara en la que enfrenta un incierto escenario. En el comando lo saben y por eso buscan jugar sus últimas fichas.