Política

Las claves del discurso de Guillier: Énfasis en diversidad, educación y descentralización

Agencia Uno
El senador dejó entrever lo que será su programa de gobierno, donde uno de los puntos más importantes es la promoción de una legislación "que nos ayuden a reconocernos como una sociedad diversa".

Este sábado el senador independiente, Alejandro Guillier, fue proclamado por el Partido Radical (PR) como candidato presidencial de cara a las primarias que desarrollará la Nueva Mayoría el 2 de julio. 

En la instancia, el candidato, a través de un extenso y dedicado discurso, señaló las directrices de lo que espera sea su primer mandato en La Moneda y agredeció el apoyo transversal de los presentes en la Cúpula del Parque O'higgins. 

Como primera mención, recacló el triunfo en las elecciones municipales del PR, donde obtuvieron 15 Alcaldes y 169 Concejales, número que se incrementó en casi dos puntos respecto del año anterior de elecciones. 

Luego continúo con un repaso por el panorama político general y especificó que le indigna "la pandemia de la colusión, y más me irrita la pasividad de las autoridades fiscalizadoras que no hacen su trabajo, y esa justicia siempre tibia con el poderoso".

Los políticos hoy no les están hablando a los ciudadanos. Hoy los políticos solo les hablan a los políticos. Por eso que la gente ha perdido la confianza en nosotros
Alejandro Guillier

"Los políticos hoy no les están hablando a los ciudadanos. Hoy los políticos solo les hablan a los políticos. Por eso que la gente ha perdido la confianza en nosotros", afirmó Guillier.

Para que el escenario cambie, "debemos escuchar y convivir más con la gente. Eso no es populismo, eso es entender por donde transcurre el nuevo tiempo de la política y de la historia.Y que nadie se confunda.No soy anti partidos, ni escondo hoy mi condición de político.Lo he dicho y lo reitero: Se gobierna 'con' los partidos, pero no 'para' los partidos".

"Las niñas y niños del Sename son parte de esa 'cultura insana' que no queremos. Lo son también nuestros abuelos, nuestros adultos mayores, que reciben pensiones de miseria. Lo son también los trabajadores a los que les roban sus cotizaciones previsionales a vista y paciencia de todos nosotros" puntualizó.

Sobre los gobiernos de Bachelet y Piñera

"La Presidenta Bachelet convocó al país a que juntos inauguráramos un nuevo ciclo político, social y económico que se hiciera cargo de las demandas y anhelos de la sociedad chilena (...) de modo de ponerse a tono con las tendencias globales recomendadas por la OCDE", detalló Guillier. 

Esta invitación la hizo tras los cuatro años del gobierno de Sebastián Piñera, "gobierno que se limitó a administrar el status quo, pero que no propuso ninguna reforma sustantiva al país que diera cuenta del nuevo Chile, ni siquiera en el plano económico, donde él ha demostrado tener mucho éxito personal", indicó. 

Además, dijo que la derecha sólo nos ofrece el “liderazgo bursátil”, porque "para ellos liderar Chile es sólo liderar el crecimiento. Nunca piensan en desarrollo integral o en bienestar para la gente. Menos en la felicidad como gran vector del desarrollo sustentable". 

Para Guillier, la Presidenta Bachelet se hizo cargo de la situación que dejó Piñera e introdujo nuevas demandas como la reforma de la educación. A pesar de ello, el senador cree que las reformas no tuvieron un "trabajo pre-legislativo, de construcción de consensos sociales previos; muchas veces fueron débiles en su diseño y hasta algunas evidenciaron altos grados de improvisación, lo que hizo que entráramos en una dinámica política compleja entre nuestro Gobierno, el Parlamento, la Nueva Mayoría y la Oposición".

"Con todo, el camino de reformas que abrió la Presidenta Bachelet no sólo marcará su gobierno sino que cambió la agenda del debate público. Ese será su legado", recalcó el candidato del PR.

Lineamientos programáticos

1) Somos una sociedad diversa 

  • Debemos promover una legislación y políticas públicas que nos ayuden a reconocernos como una sociedad diversa. Allí están nuestros pueblos originarios, donde debemos hacer realidad la promesa incumplida de su reconocimiento constitucional. Debemos respetar y proteger sus formas de vida, su organización social, su lenguaje y visión del mundo. 
  • Debemos seguir profundizando la agenda de género. Los derechos de la mujer postergados en el trabajo, y en su vida diaria, es una dimensión de nuestra cotidianeidad que debemos abordar. Un gran avance ha sido la creación del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género.
  • Debemos lograr la plena inclusión de la diversidad sexual. Todos merecemos un trato digno –no sólo por parte del Estado, sino también de la sociedad- donde se tengan los mismos derechos y oportunidades independientes de la identidad de género u orientación sexual de una persona.

2) Educación

  • Continuaremos con la reforma más importante que inició este gobierno. Pero se hace necesaria su “focalización” en función de los recursos que tenemos. Debemos colocar en el centro de la discusión la calidad, seguida de lo público y lo gratuito.
  • Resignificar el rol del profesor, actualizar los currículos en relación a los desafíos del siglo XXI. Incorporar metodologías de enseñanza y aprendizaje activos centrados en el alumno. Dotar a los colegios de los recursos pedagógicos para forjar una educación activa, desafiante, lúdica, que busque una formación integral del alumno, que incorpore la dimensiones valóricas, volitivas, conductuales y cognitivas. 
  • Menos Pisa, menos Simce, menos PSU, menos pruebas estandarizadas que distorsionan todo el proceso formativo: más niños felices y creativos.
  • La educación media y superior debe dar especial importancia a los Centros de Formación Técnica e Institutos Profesionales, atendida la importancia que ellos tienen para el desarrollo del país. 
  • La gratuidad universal es un compromiso país. Vamos a avanzar gradualmente, empezando por la educación pública y las personas más vulnerables. 

3) Regionalización y Gobierno local

  • Tras la elección de los gobernadores regionales, aprobado por el Congreso, ahora trabajamos en el traspaso de competencias, para asegurar que los gobiernos regionales, puedan definir, con amplia participación ciudadana, los proyectos de desarrollo de cada Región.
  • Eso incluye, por lo pronto, el desarrollo social, el fomento productivo y la creación de la infraestructura necesaria para desarrollar los emprendimientos privados. Además debe considerar una Ley de Rentas Regionales que haga más justicia a los aportes productivos de las diferentes regiones de nuestro país.

4) Nueva Economía y Reforma del Estado

  • Para innovar en nuestra matriz de desarrollo debemos colocar en el centro de ésta a  las pequeñas y medianas empresas, a nuestras cooperativas, que están presentes en todas las regiones de Chile, asociándola con los sectores exportadores que lideran nuestro crecimiento. Ello va en línea con el desarrollo económico que está marcando la globalización. Ello nos permite generar “cluster” o encadenamientos productivos industriales y de servicios de mayor valor.
  • A partir de nuestra producción agrícola, forestal, minera, pesquera, energética no renovable, manufacturera y de servicios generaremos una política que supere la fase rentista y se apoye en la asociatividad público-privada.
  • Nuestra política fiscal y monetaria no puede limitarse a ajustar la caja o a controlar la inflación. La política económica nos puede ayudar a insertar con mejores oportunidades en  una economía mundial que está entrando en un ciclo de pérdida de dinamismo, lo que nos obliga  a ser más activos para reactivar la economía, promover el empleo de calidad y acortar las brechas de desigualdad.

Plan nacional de inversión en infraestructura y conectividad

  • Programa de conectividad con inversión en carreteras, pasos fronterizos, puertos, aeropuertos y transmisión eléctrica, que nos permita avanzar en la visión de un Chile que se articula como Plataforma del Comercio, Servicios e Inversiones, especialmente con nuestros vecinos en el Asia Pacífico.
  • Debemos avanzar decididamente en una política nacional de Puerto y Mega Puerto, solo así podremos promover un liderazgo en materia de inserción internacional.  
  • Acceso a un suministro de energía en base a fuentes limpias, autóctonas y a precios competitivos
  • Debemos generar por tanto, una infraestructura eléctrica sustentable, en base a nuestros recursos renovables. Este es un campo de gran interés para nuestra asociación con los países vecinos.

5) Pensiones y salud

  • Al esfuerzo de ahorro individual debemos añadir el aporte del empleador.
  • Gestionar el ahorro previsional con garantías de rentabilidad y con mayores dosis de solidaridad con los chilenos de menores ingresos, abordando también la discriminación económica y social de las mujeres.

"Tengo la convicción de que no podremos avanzar en estos desafíos sino construimos una sólida mayoría que encarne la 'unidad en el pueblo'. Cuando se quiebra esa unidad ganan los sectores conservadores, los privilegiados de siempre", sostuvo el senador. 

Para concluir su discurso, Guillier sostuvo que para preservar y enriquecer la unidad en el progresismo es nuestra responsabilidad que todos "actualicemos el diagnóstico y renovemos nuestras propuestas programáticas en favor de las grandes mayorías nacionales".

Y agregó "invito a los partidos de la Nueva Mayoría y a las fuerzas del progresismo a que no perdamos de vista el bien superior: renovar una opción política y una propuesta programática que asuma los anhelos de nuestros compatriotas, y que sea lo suficientemente amplia, convocante, generosa y competitiva, para enfrentar con opciones de triunfo en las elecciones presidenciales de noviembre próximo, a los sectores conservadores del país, que solo buscan mantener sus privilegios de siempre a costa de la inmensa mayoría de los chilenos". 

Revisar informe completo a continuación:

Te puede interesar: