Política

Las criticas de Landerretche al informe de Big Data: "Es como si estuvieran niños a cargo de esto"

Agencia Uno
Por Sebastian Valdes
"Si la inteligencia en el país es igual a lo que yo hago simplemente con mi sentido común, eso no es una actividad muy profesional", comentó el economista.

El economista Oscar Landerretche tuvo duras críticas para el informe de Big Data que el gobierno le entregó al Ministerio Público para respaldar lo que ha dicho en los medios de comunicación: que hay una supuesta "intervención extranjera" en el movimiento social.

En una entrevista con Emol, Landerretche calificó de "ridículo y "estúpido" el informe, que entre otras cosas establece que los opositores al gobierno del Presidente Piñera son jóvenes fanáticos del "K-Pop" y se han visto influenciados por figuras como la cantante Mon Laferte y la cuenta de Twitter "Vagabundo Ilustrado".

El también académico, que sufrió un atentado explosivo en su casa cuando era presidente de Codelco, cree que el tema es serio, y que la experiencia que vivió lo hizo entender que es "prácticamente inexistente la inteligencia interior del Estado en Chile".

"Si la inteligencia en el país es igual a lo que yo hago simplemente con mi sentido común, eso no es una actividad muy profesional", agrega el economista.

Landerretche cree que la situación que vive el país en términos de inteligencia es grave, y opina que "lo del otro día, ese informe ridículo y estúpido de los gamers y el K-Pop, es como si estuvieran unos niños a cargo de esto. Es increíble, y lo que yo digo es: ¿dónde están los adultos a cargo de esto?", se cuestiona.

"Los países no pueden no tener policía, no pueden no tener inteligencia, no pueden no tenerlo. A los que viven en el mundo donde eso es posible, yo les digo que ese es un mundo de fantasía. No tengo idea cómo fue que llegamos a esto, no sé la causa, pero evidentemente tenemos un problema y tiene que ser abordado con un mayor nivel de seriedad", complementa el expresidente de Codelco.

Según Landerretche, tratar el tema como una "operación comunicacional" es un gran problema. "Ahí se está equivocando el Gobierno, y el día en que ellos tengan la certeza de que hubo una intervención extranjera de los servicios de inteligencia de un país, no estoy muy seguro de que la respuesta óptima sea convertirlo en un hilo de Twitter", dice el académico.

"Lo que veo es un nivel de amateurismo, de candidez, de infantilización, de farandulización y de frivolización de esto, que es un tema que es absolutamente central, y sobre todo si estamos todos apostando a hacer una nueva Constitución, un avance democratizador y republicano", sentencia el economista.

"No existen las democracias que no se defienden con inteligencia interior y exterior (...) Nómbrenme una democracia ideal en el mundo -los ingleses, franceses o canadienses- y yo les voy a decir que tienen servicios de inteligencia extremadamente capaces y que además son capaces de ejercer esas funciones en coherencia con el respeto a los derechos humanos y civiles", concluye Landerretche.