Política

Las razones del giro de Provoste frente al indulto a los presos del 18-O

Agencia Uno
Por Ex-Ante
La candidata Yasna Provoste difundió este viernes un video en que pide resolver el problema de las prisiones preventivas de los reos del 18-O. El 9 de diciembre de 2020 firmó un proyecto que les otorgaba un indulto general a todos los imputados por delitos de orden público en el marco del estallido social, incluyendo los ilícitos de incendios, atentados contra la autoridad y daños. Hoy los senadores acordaron poner en tabla la iniciativa a inicios de noviembre, tras la arremetida oficialista para hacer pagar el costo a ella y Boric, en momentos en que la violencia volvió a la agenda.

Panorama general. Provoste dio este viernes un giro en torno al proyecto para liberar a los presos del 18-O, que ella firmó el 9 diciembre de 2020 junto a otros parlamentarios. Sin apoyo de Chile Vamos ni de buena parte de la oposición, dado que originalmente indultaba ilícitos de incendio, alteración al orden público, atentados contra la autoridad y daños, la iniciativa se encuentra estancada en la Cámara Alta.

  • En este contexto, Provoste marcó hoy su nueva posición a través de un video.
  • “Cuando dos extremos me atacan es una señal de que lamentablemente la política se ha polarizado. Hace un par de días el Gobierno me atacó por ser parte de los senadores que proponemos solución a las prisiones preventivas abusivas. Hoy me ataca el Partido Comunista porque los senadores y las senadoras se toman el tiempo para hacer una buena ley. Son dos extremos que le hacen mal a Chile”.
  • “Politizar el drama que viven cientos de detenidos que no acceden a un juicio justo es un mal camino. Me gusta hacer que las cosas pasen, y estoy haciendo lo que sé hacer para encontrar soluciones humanitarias y justas para los problemas de las familias. Seguiremos trabajando con energía, lejos de las posturas extremas para que los delincuentes sean juzgados y encarcelados. Y las personas inocentes tengan un juicio justo como se lo merecen”.

Origen del proyecto. El 9 de diciembre de 2020, la entonces presidenta de la Cámara Alta Adriana Muñoz (PPD) ingresó junto a Provoste y los senadores Juan Ignacio Latorre (FA), Isabel Allende (PS) y Alejandro Navarro un proyecto de indulto general a todos los imputados por delitos de orden público en el marco del 18-O. La medida comprendía el período que iba entre el 7/10/2019 hasta la presentación del proyecto, en 2020, e incluía a quienes permanecía en prisión preventiva.

  • La iniciativa contemplaba los ilícitos de incendio, alteración al orden público, atentados contra la autoridad y daños. Quedaban libres, por ejemplo, autores de quemas del Metro.
  • En el PS cuestionaron el carácter masivo del indulto, y adviertieron que se debía acotar el universo de quienes lo recibirían. Felipe Harboe (PPD) y Carolina Goic (DC) se opusieron: el primero acusó una “intromisión de la política en fallos judiciales” y Goic afirmó que “no se puede aplicar un indulto con un criterio único” a hechos de distinta gravedad.
  • Si en principio se trataba de un indulto más general, con el paso del tiempo -y los reparos que generó en amplios sectores del Congreso- se ha ido circunscribiendo para las personas que cumplen prisión preventiva desde hace más de un año.

Número de indultados. Provoste indicó hoy que el problema lo viven “cientos de detenidos”. Sin embargo, el cruce de datos entre la Fiscalía y Gendarmería actualizó de 806 a 53 los presos por delitos vinculados a las manifestaciones en el período del estallido social.

  • Siete cumplen una pena privativa (en un centro penitenciario), 46 permanecían en prisión preventiva. Así lo indicó un documento enviado a la Comisión de Constitución del Senado desde el Ministerio Público, según registró El Mercurio el 30 de agosto.

Telón de fondo. A partir del lunes, cuando se produjeron disturbios, saqueos y hechos de violencia del segundo aniversario del 18-O, La Moneda y Chile Vamos han aumentado en los últimos días la presión para reponerlo en la agenda. Se trata de hacer pagar el costo político a la senadora (que aparece en tercer lugar en encuestas) y Gabriel Boric (en empate técnico con Kast en algunos sondeos, pero venciéndolo en un balotaje) en momentos en que la violencia volvió a la agenda y que los partidarios de Kast apuestan a que la campaña se dirima en el clivaje del orden público.

  • En el entorno de Provoste hay consenso que su campaña requiere un vuelco hacia marcar contrastes claros contra Boric, de modo que logre ubicarse como una opción de centro entre él y Kast. El plan ya se está trabajando -un eje será cuestionar el manejo económico y experiencia de los equipos de Boric, acusando con cifras que su programa no es viable financieramente- y el objetivo principal es evitar que se mimetice con el candidato del FA-PC y no tenga posibilidades de alcanzar a Kast.
  • De ahí que la ofensiva del Gobierno y Chile Vamos de reflotar la iniciativa sea compleja para Provoste: La ubica en el mismo sitial que a Boric, instalándola a la izquierda del mapa político.

Proyecto se pondrá en tabla dos semanas antes de las elecciones. La iniciativa fue aprobada por las comisiones de DDHH, Seguridad y Constitución del Senado y hasta septiembre estaba en el lugar 70 de la tabla para votarlo en general en la sala del Senado. Pero Rincón es escéptica de aquello, por lo que finalmente los comités de la Corporación acordaron el 13 de ese mes devolverlo a la comisión de Constitución para que lo discutan, voten en particular y que de ahí pase al hemiciclo. Vale decir, en los hechos, que vuelva a tramitarse después de la primera y segunda vuelta presidencial.

  • Pero la ofensiva oficialista enredó a la oposición. La mayoría de los senadores apostaba por dilatar la revisión de la iniciativa, pero otros, como Pedro Araya (Ind. PPD), se inclinaban por verlo cuanto antes.
  • En este contexto fue que este viernes se reunieron los distintos comités de la Cámara Alta. Y acordaron poner en tabla el proyecto de indulto para la primera semana de noviembre. Ahí tendría que votarse en general.
  • En el comando de Provoste están siguiendo de cerca las conversaciones, más aún por la proximidad de la elección y porque buena parte de los parlamentarios están de acuerdo en que hay que hacerle cambios al proyecto, pero aparentemente ya venció el plazo de indicaciones y para volver a rearbrirlo se requiere unanimidad de la Sala. Vale decir, quedó en manos de la derecha el hacerlo o no.
  • Tal como está, el proyecto no cuenta con el apoyo de todos los senadores de la oposición, ya que, se explica, el catálogo de delitos que indulta es muy amplio.