Política

Morales ignora emplazamiento de Muñoz e insiste en liberación de bolivianos detenidos en Chile

AFP
En Bruselas, el mandatario boliviano además acusó que Chile "nunca apoya en la lucha contra el contrabando", y pidió ayuda para que el país "asuma una responsabilidad" en ese sentido.

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, impidió la realización de una cena pagada por el canciller Heraldo Muñoz, luego de ignorar el emplazamiento que este último había hecho para que pasara una semana sin tuitear sobre Chile.

"Le haría un desafío al gobierno del presidente Evo Morales, al propio presidente Evo Morales, que no tuitee respecto a Chile una semana, y si no tuitea, a los periodistas que estan acá, al menos a los chilenos, les pago una cena, si no, ellos me pagan una cena", había dicho Muñoz.

Sólo un día después del desafío, Morales dedicó algunos tuits para hablar sobre su participación en la Conferencia de los Océanos de la ONU y sobre su relación con Chile. 

De esta manera, el mandatario pidió a la comunidad internacional "que interceda para la liberación de los 9 bolivianos detenidos injustamente en Chile".

Ayuda contra el contrabando

En tanto, durante una conferencia de prensa en Bruselas, Bélgica, donde participó de en las Jornadas Europeas de Desarrollo, aseguró que Chile "nunca apoya en la lucha contra el contrabando", por lo que pidió ayuda en ese sentido.

"Estamos pidiendo a la Unión Europea, al Parlamento Europeo, que nos ayuden a que Chile asuma una responsabilidad también en cómo trabajar conjuntamente en temas ilegales como el narcotráfico o el contrabando", indicó el mandatario altiplánico.

"Enclaustramiento"

En su discurso en la instancia ONU, Morales acusó días antes un "enclaustramiento" debido a la falta de acceso soberano al mar y dijo que su país sufre "constantes interrupciones por paros, huelgas y sobre todo porque nuestro acceso se convirtió en negocio rentable para las empresas privadas que se benefician del monopolio de los puertos".

Muñoz, por su parte, había señalado que entre ambos países "hay una "integración silenciosa con Bolivia", puntualizando que "quisiéramos mucho más de ese tipo de integración y no llamados para la galería que se contraponen al discurso ofensivo que le resta credibilidad a los supuestos llamados al diálogo".