Política

[VIDEO] Pasajes "premium": ¿Cómo funciona la normativa que regula los viajes de los diputados?

Diputados de la región de Aysén desataron polémica tras enviar una carta a la presidenta de la Cámara en la que piden facilidades para modificar pasajes aéreos.

Polémica ha generado la petición de los diputados de la región de Aysén -Aracely Leuquén, Miguel Ángel Calisto y René Alinco- a la presidenta de la Cámara, Maya Fernández. En una carta enviada el domingo por la noche, los legisladores solicitan que sus respectivos perfiles de clientes de aerolínea sean cambiados a la categoría "premium".

“Hoy (domingo pasado), por condiciones climáticas estamos en Aysén sin poder regresar al Congreso, y con permanentes dificultades para trasladarnos desde Santiago a nuestra región todas las semanas. Necesitamos con celeridad que nuestro perfil de cliente en aerolínea pueda cambiar para modificar nuestros pasajes. No es igual ser parlamentario en la Región Metropolitana o en lugares con buses que llegan en horas a sus distritos, que ser parlamentario de Aysén. Necesitamos ser clientes de categoría premium, no por lujo, presidenta, sino para llegar a tiempo para cumplir con nuestro deber y para que en caso de condiciones climáticas complejas podamos cambiar horarios y días de regreso a la zona que representamos”, señalan en la carta publicada por el diario La Tercera. 

En medio de la polémica por la controversia por la petición de los parlamentarios, te contamos cómo funciona la normativa que regula los pasajes aéreos con cargo al Congreso. Lo primero que debes saber es que tanto diputados como senadores cuentan con una serie de asignaciones para costear las tareas propias de su labor, tales como traslados al Congreso, arriendo de oficinas, gastos de difusión de sus actividades, así como la contratación de asesores y personal administrativo. Estos dineros corren por cuenta aparte de la dieta o sueldo que reciben mensualmente, y su gasto puede ser consultado mensualmente por los ciudadanos a través de esta página web (sin embargo, la información desde marzo no ha sido cargada).

La entidad encargada de regular cuánto dinero se destina para cada una de estas glosas es el Consejo Resolutivo de Asignaciones Parlamentarias, integrado por un ex consejero del Banco Central, un ex decano de una facultad de administración, economía o derecho de cualquier universidad reconocida por el Estado; un ex senador y un ex diputado que hayan desempeñado el cargo por un mínimo de 8 años; y un ex ministro de Hacienda o Economía. 

Si bien hasta el año pasado el sistema establecía una determinada cantidad de pasajes para parlamentarios del norte y sur y otra para los del centro, en marzo de este año comenzó a regir un nuevo mecanismo, como parte de las medidas de austeridad tras la llegada de nuevos legisladores por el cambio al sistema electoral binominal. 

Ahora, los diputados que representan a los distritos de La Serena al norte y de Concepción al sur cuentan con 3 o 4 pasajes ida y vuelta mensuales, según la cantidad de semanas en que sesiona el Congreso. En tanto, los de la zona central no cuentan con pasajes aéreos para trasladarse, ya que lo hacen vía terrestre. 

Si bien las cifras de cada boleto varían según la antelación con que se obtienen, la Corporación fija un tope de $200 mil pesos. 

Sin embargo, explican conocedores del sistema, la petición de los parlamentarios no se podría resolver a través de la posibilidad de contar con pasajes "premium" sino que simplemente con que se pueda considerar como un solo pasaje un viaje que se realiza de manera parcelada de Coyhaique a Puerto Montt, y luego de la capital de Los Lagos hacia Santiago. De esta forma, los parlamentarios podrían contar con más opciones de combinación para llegar a Valparaíso.