Política

Tribunal condena a Gaspar Rivas a pena remitida por injurias graves contra Luksic

La semana pasada, el diputado desaforado fue declarado culpable por los insultos que profirió contra Andrónico Luksic, empresario ligado a la propiedad de Canal 13.

Este miércoles a las 9:50 en el 8º Juzgado de Garantía se sentenció al diputado desaforado Gaspar Rivas a la pena de 180 días presidio menor en su grado mínimo, luego de que el viernes pasado fue declarado culpable por injurias graves contra el empresario Andrónico Luksic, ligado a la propiedad de Canal 13.

Sin embargo, el tribunal le permitió acceder a la remisión condicional por el plazo de un año. Durante dicho periodo deberá asistir a firmar mensualmente y no cometer ningún otro delito. 

La multa, en tanto, quedó fijada en 40 UTM, muy por debajo de la pretensión de 150 UTM de la parte querellante.

Así, tendrá que pagar una multa cercana a los $2 millones —con la posibilidad de pagar en cuotas— y costear la difusión de la sentencia en radio Biobío y The Clinic, medios de comunicación donde Rivas había insultado a Luksic.

La pena accesoria, en tanto, se fijó en suspensión de ejercer cargos públicos mientras dure la sentencia

El abogado querellate, Hugo Rivera, señaló que esto significa que Rivas no podrá ejercer como diputado durante los seis meses de condena. Sin embargo, el propio parlamentario dijo que "mis abogados me dijeron una cosa distinta", agregando que podría haber una "pena sustitutiva".

En ese sentido, Rivas agregó que será un tema que analizará con sus representantes en las próximas horas y no descarta recurrir de nulidad.

El caso

El caso se remonta a abril de este año, cuando el empresario estimó que unas declaraciones que hizo Rivas aludiéndolo a él en la sala de sesiones de la Cámara eran injuriosas. Por este motivo recurrió a la acción judicial.

Durante la discusión de la agenda corta antidelincuencia, Rivas se refirió a Luksic como "el máximo delincuente que tenemos en los últimos días" y añadió que "es un hijo de puta".

A lo largo del proceso judicial, el parlamentario negó disculparse y tras el juicio oral dijo que no se arrepentía y que "mi línea de conducta, la forma en que me he comportado en política, siempre tajante, siempre apuntando a quienes me parece, yo la voy a mantener".

En la audiencia anterior, la parte querellante había solicitado tres años de reclusión menor en su grado medio además de una multa de 150 UTM y la difusión de la sentencia en medios de comunicación a cargo de Rivas.

Rivas, por su parte, requería prisión en su grado máximo en límite inferior, es decir, 41 días y la rebaja de la multa a 20 UTM. La aspiración del diputado es que esta pena se cumpla en reclusión parcial nocturna y domiciliaria.