Política

Van Rysselberghe: "El discurso de Piñera no solo produce desilusión sino que una gran desafección"

Agencia Uno
Por Paula Valenzuela
Senadora y extimonel de la UDI critica en duros términos última cuenta presidencial del Mandatario. "Pareciera que no está viendo el país de hoy día", señala en entrevista con T13.CL.

"La verdad es que nosotros no sabíamos lo que iba a decir". 

De esta forma sintetiza la senadora UDI Jacqueline Van Rysselberghe la sorpresa que provocó en su partido la última cuenta presidencial de Sebastián Piñera. La ex timonel gremialista no sólo se refiere a la urgencia que anunció el mandatario a la tramitación del proyecto de matrimonio igualitario presentado por la ex Presidenta Michelle Bachelet, sino que en general, a un discurso que no abordó medidas concretas para la clase media y las pymes y que si realzó temas que dividen al sector. "No es solo la sorpresa que causa, sino que nos saca del foco", asegura, en entrevista con T13.CL

—Hay sorpresa en la UDI sobre todo por el anuncio a la urgencia del proyecto de ley de Michelle Bachelet, de matrimonio igualitario. ¿Esto aumenta la desafección con el gobierno?

—Absolutamente. La verdad es que nosotros no sabíamos lo que iba a decir, normalmente a uno le entregan algunos trascendidos, pero aquí no se sabía absolutamente nada. Y lo que uno esperaba eran medidas concretas para la clase media, para los emprendedores, las pymes, nuevas políticas que respondieran a cómo los van a ayudar a poder ponerse de pie luego de un año y medio donde prácticamente no han podido trabajar y donde han sido súper golpeados. En lugar de poner el foco allí, donde, creo yo, era lo que todo el mundo estaba esperando, pone temas que dividen a la centroderecha. Otro tema que divide además es otorgarle más recursos a la Defensoría de la Niñez y al Instituto de Derechos Humanos, y crear una fiscalía de Derechos Humanos. ¿La guinda de la torta? Decir que va a ponerle urgencia o discusión inmediata al matrimonio igualitario cuando hoy, más allá de la opinión que uno pueda tener, sinceramente, no es lo que va a darles de comer a las familias que hoy no han podido salir a trabajar producto de una pandemia.

—¿Por qué no concuerda en otorgar más recursos a la Defensoría de la Niñez y al Instituto de Derechos Humanos?

—Primero: ambas instituciones son más bien de opinión, para generar opiniones en relación a los derechos tanto de los niños como de las personas. Y pienso que ya tienen recursos suficientes. En segundo lugar: si uno mira el último año y medio, han tenido posiciones absolutamente sesgadas en muchos casos, sobre todo en el Instituto de Derechos Humanos como en la Defensoría de la Niñez; que van desde el chiquillo que se cayó del Puente Pío Nono poco tiempo atrás, en donde ambas jugaron un rol... De verdad que uno dice 'ya, está bien', o uno incluso puede aceptarlo, pero cuando haya holgura de recursos, no cuando tenemos una crisis económica. Uno debe focalizar los recursos en aquellas personas que más lo necesitan y ¿quiénes son los que hoy lo más lo necesitan? la clase media y los emprendedores.

—Ya venía débil la relación en la coalición con el gobierno, ¿se debilita más luego de este anuncio sorpresivo sobre el matrimonio igualitario?

—No es solo la sorpresa que causa, sino que nos saca del foco. Pareciera que no está viendo el país de hoy día. Cuando tú tienes una crisis económica en la que has perdido la cantidad de empleos que se han perdido aquí, y tienes una cantidad de personas que están viendo cómo se está yendo por la borda el esfuerzo de su vida entera, y no sacas una medida para ir en ayudar de ellos, pero sí le pones urgencia a proyectos que son más bien ideológicos que otra cosa... difícil. Porque además no digamos que hoy las parejas del mismo sexo no tienen una figura legal a la cual adherirse, eso no es así.

—¿Queda entonces más debilitada la relación en la derecha?

—Absolutamente. Mira, yo no puedo hablar por la UDI, porque no estoy en la directiva, ni tampoco puedo hablar por los partidos de Chile Vamos, pero sí puedo hablar por la gran mayoría de militantes de la UDI que conozco y en mi nombre y, efectivamente, un discurso como este, al término del gobierno, no solo produce desilusión sino más grave aún: produce una gran desafección.