Tendencias

El Aromo: La comunidad rural que aprendió a trabajar sus propios accesos al agua potable

Por T13
En 2016, a través de la empresa ARAUCO, la Junta de Vecinos de El Aromo recibió una invitación para participar en un proyecto pionero que capacitaba a las comunidades para que ellos mismos pudiesen crear sus propios accesos al agua potable.

El Aromo es una pequeña comunidad de la comuna de Treguaco en la región de Ñuble que desde hace 30 años tiene problemas con el acceso al agua potable. Marta Urrutia, presidenta de la Junta de Vecinos del lugar, y vecina de toda la vida, contó a T13.cl cómo el paso del tiempo fue empeorando las condiciones del acceso a este servicio básico.

"Al principio nos abastecíamos con un pozo y después del agua de vertientes, pero el verdadero problema empezó cuando la población empezó a crecer. Intentamos extraer más agua usando bombas, pero eso mismo nos dejó sin agua. Después el cambio climático lo empeoro todo", explicó Marta.

Bajo este contexto, aparecieron los camiones aljibes, que si bien auxiliaban a la comunidad-de hoy 140 personas, incluyendo niños, niñas y adultos mayores-, significaba tener agua solo una hora al día. Esta se ocupaba para cosas mínimas, como cocinar, lavar y preparar alimentos, y claramente no era suficiente.

Así fue como en 2016, a través de la empresa ARAUCO, la Junta de Vecinos de El Aromo recibió una invitación para participar en un proyecto pionero que capacitaba a las comunidades para que ellos mismos pudiesen crear sus propios sistemas de agua potable. El programa "Monitores Desafío Agua" busca ayudar a las zonas rurales con este problema con un trabajo en conjunto, donde participa la empresa, la comunidad y algunos organismos estatales. Algunos de los proyectos que buscan realizar son: pozos y punteras, cosecha de agua lluvia, tranques acumuladores que se combinan con técnicas de agroecología y un uso eficiente del agua.

"Nos enseñaron a hacer nuestros propios pozos y nos entregaron las herramientas necesarias. Nos cambió la vida por completo porque ahora sí tenemos agua y en todo momento. Hemos hecho pozos profundos de 15 metros y 18 metros y con eso tenemos. Otra bendición que tenemos son los paneles solares, que gracias a un convenio con INDAP, nos dieron la posibilidad de postular a proyectos de energía solar, así que ahora tenemos nuestra propia energía y nuestra propia agua. Es emocionante", dijo Marta.

Según cifras de ARAUCO, hasta la fecha, ya van más de 270 proyectos hechos por los propios vecinos con lo aprendido, que mejoran el acceso de agua potable en zonas rurales. Algunas de las comunas donde han trabajado, además de Treguaco, son Florida, Tomé, Ranquil y Quillón. En total, se estima que las personas beneficiadas serían más de 3 mil.

Actualmente, Marta es una monitora de "Desafío Agua" y ha ejecutado más de 10 pozos en su comunidad. Uno de ellos, fue para ayudar a su mamá, Josefina Valenzuela, trayendo consigo grandes mejoras en la calidad de vida para ella y su familia.

"No podría jamás hablar mal de esta empresa, nos han ayudado tanto. No sabe el orgullo que siento al saber que nosotros mismos trabajamos nuestro acceso al agua, es muy gratificante", finalizó.

ETIQUETAS DE ESTA NOTA