Tendencias

Ocho consejos simples para ahorrar energía en el baño y cocina

Getty Images
Por T13
La eficiencia energética ayuda a contribuir a mejorar la productividad, la competitividad económica y la calidad de vida de las personas.

Cada 5 de marzo se conmemorara el Día Mundial de la Eficiencia Energética, fecha que tiene como objetivo promover el uso racional y eficiente de los recursos energéticos para contribuir a mejorar la productividad, la competitividad económica y la calidad de vida de las personas. 

¿Te gustaría practicar el buen uso de los recursos energéticos en tu hogar? A continuación te damos algunos consejos para realizar prácticas sustentables en tu baño y cocina en muy simples pasos. 

Tips para ahorrar energía en tu cocina 

  1. Instala aireadores (pequeños accesorios que se ponen en la punta de la llave) para su lavaplatos, esto le generará ahorros de gas y agua al mejorar el flujo de agua.  
  2. Procura que el fondo de los recipientes sea ligeramente superior a la zona de cocción para que no rebase la llama: aprovechamos al máximo el calor de la cocina.
  3. No olvides cocinar con las ollas tapadas, esto generará mayor eficiencia en la cocción.
  4. Si vas a utilizar microondas, desconéctalo siempre luego de utilizarlo y en el caso de comprar uno nuevo,prefiere los de etiquetas A, A+ o superior.
  5. Al calentar mucha agua, guarda en un termo la que no uses, evitarás prender el hervidor o tetera constantemente.
  6. La lavaza (agua con detergente para prelavar la loza) es una excelente opción para quitar residuos de la loza sucia y así no tener corriendo el agua durante mucho tiempo.
     

Tips para ahorrar energía en el baño

Ocho consejos simples para ahorrar energía en el baño y cocina

  1. Instala aireadores en llaves de ducha y lavamanos, esto además de ahorrar agua y gas, generará una mejor experiencia al bañarse, ya que el agua de la ducha saldrá más espumosa y aireada. Por otra parte, recuerda darse duchas más cortas, para evitar así el sobregasto en duchas extensivamente largas.
  2. Regula el calefón a la temperatura adecuada y así evitará estar regulando desde la llave de la ducha o lavamanos, lo que te permitirá ahorrar agua y gas. Además, si tienes un calefón con llama piloto, recuerda apagarla luego de utilizarla.