Tendencias

4 curiosidades sobre el brindis y cómo lo hacemos en América Latina y España

bbc
Por BBC News Mundo
Cuando se acerca el fin del año, los brindis se repiten cada vez más. Pero ¿cómo y con qué brindamos en la región?

?Porque la vida es dura, por el fin de la amargura. Brindo porque me olvido los motivos porque brindo. Brindo por lo que sea que caiga hoy en el vaso. Brindo por la victoria, por el empate y por el fracaso.

El cantautor argentino Andrés Calamaro refleja en las estrofas del tema musical "Brindo por las mujeres" los innumerables motivos por los cuales brindamos.

El brindis tiene el gesto indiscutible de alzar la copa, aunque las razones que justifiquen ese movimiento pueden ser muchas: celebrar, recordar y hasta (querer) olvidar.

Una pareja brinda.Getty Images

El término brindis en español tiene varias raíces.

La más divulgada indica que tiene un origen germánico a través de la frase ich brind dir's, que se traduce como "yo te lo ofrezco o traigo".

Esa frase llegó al español a través del italiano en el siglo XVI, cuando se produjo un saqueo de las tropas germanas de Carlos V a la ciudad de Roma en 1527.

Dicen que los soldados celebraron su triunfo alzando sus copas y pronunciando esa frase.

"El Saqueo de Roma" por Johannes Lingelbach (1622-1674)Johannes Lingelbach

De todos los rituales de fin de año, en América Latina y España la celebración de brindar se repite en casi todos.

Pero ¿qué sabemos sobre esta particular manera de celebrar? Y ¿cuáles son las diferentes maneras de brindar en la región?

Aquí te contamos cuatro características sobre este ritual que no falta en cada fiesta de fin de año.

Un grupo de personas brinda con copas de vino.Getty Images

1. Brindamos con alcohol

El brindis es la acción de beber vino o cualquier bebida alcohólica para desearle el bien a alguien o celebrar la satisfacción por algo, define el Diccionario de la Real Academia Española.

Por eso, el vino, la sidra, las bebidas espumantes y hasta la cerveza son los líquidos preferidos en los brindis de América Latina.

Ponche mexicano.Getty Images

Claro que existen bebidas muy características de cada país que aparecen cada 365 días.

Por ejemplo, en México se toma ponche a partir del 16 de diciembre cuando comienzan las tradicionales celebraciones de las posadas, antes de la Navidad.

"El ponche mexicano es a base de frutas, la que predomina es el jocote, que es una fruta nativa de Mesoamérica. Cuando llegaron los españoles la describieron como pequeñas manzanas", detalla Yolanda García González, doctora en Historia y especialista en la alimentación de los siglos XVI y XVII en México.

La experta describe a BBC Mundo que ese ponche puede llevar guayaba, tamarindo y la flor de hibisco o Jamaica. A eso se le agrega caña de azúcar, uvas pasas y "piquete", que es una cantidad pequeña de alcohol que se añade a una bebida sin alcohol. Este puede ser ron, tequila o mexcal, entre otros.

Cola de monoGetty Images

Por su parte, en Chile se brinda con cola de mono, que es un cóctel hecho con aguardiente, leche, café, azúcar y especias.

En Puerto Rico aparece el coquito, un licor típico de la Navidad cuyos ingredientes básicos son crema de coco, ron, leche condensada, canela y vainilla.

Y en Uruguay se toma medio y medio, que es un vino producido a partir de la mezcla de vino espumante dulce y otro vino blanco seco.

Brindis de mujeres con cerveza.Getty Images

Brindar sin alcohol en muchas sociedades no se considera brindar.

Incluso en algunos países, como en Argentina, brindar con una bebida que no contenga alcohol puede ser sinónimo de mala suerte. Al igual que brindar con la copa vacía.

2. Excepcionalidad

Supongamos que tenemos la suerte de comer todos los días y de beber a diario. Aun así, no se brinda todos los días.

Es justamente por eso que una de las peculiaridades del brindis es que esa bebida elegida para hacer chocar las copas no suele ser la que se toma cotidianamente.

"El brindis de alguna manera es una excepcionalidad dentro de un consumo", sostiene Joaquín Hidalgo, periodista argentino especializado en vinos.

Se conoce que los antiguos griegos realizaban banquetes para celebrar las fiestas familiares, de la ciudad, o diferentes acontecimientos.

Estos banquetes eran llamados simposios, que significa "reunión de bebedores". Y consistían en comer y beber, sobre todo, vino puro y no diluido.

Recipiente griego que se utilizaba para tomar vino en los simposios.Getty Images

Generalmente, en el brindis se toma una bebida que es una excepción; se abre esa botella que se guardó para una ocasión especial.

"En Perú, por ejemplo, la cerveza es la bebida popular por excelencia, aunque hay muchas otras. Y el pisco ocupa un lugar ceremonial interesante", asegura Hidalgo, que dirige Vinómanos, un portal sobre el consumo de vinos y otras bebidas.

"En Chile, las burbujas tienen bastante aceptación, aunque una de las bebidas idiosincráticas para brindar es el pisco", detalla a BBC Mundo.

En Brasil se brinda también con cerveza, pero el vino está ganando espacios al igual que la cachaza.

Para brindar "en Venezuela tiene que haber sobre la mesa un destilado o un ron por sobre todo, y en Uruguay se brinda con vino o sidra, aunque el whisky es la bebida por excelencia", describe Hidalgo.

Dos copas de whiskeyGetty Images

3. ¿Por qué brindamos?

Brindamos por infinidad de cosas que casi siempre suelen estar conectadas a momentos personales.

Pero, curiosamente, la particularidad del brindis es que en todos los países solemos brindar por las mismas cosas.

Cumpleaños, casamientos, graduaciones, bautismos, Navidad, fin de año, negocios y hasta por un divorcio.

Si hay una fecha especial, se brinda.

Brindis grupal.Getty Images

En general se brinda por los familiares (los que están y los que ya no), por la amistad, por la salud y por las hazañas del año.

"En términos generales en esta postpandemia que estamos viviendo, gran parte de los brindis universalmente hablando van a ser que estamos bien", opina Hidalgo.

Y en lo particular, "me atrevería a decir que este año en Argentina se va a brindar fuerte por el campeonato de fútbol. No tengo ninguna duda de eso", añade.

4. ¡Arriba, abajo, al centro y adentro!

En el brindis lo más frecuente es levantar la copa y pronunciar alguna palabra. Muy frecuentemente es: ¡Salud!

En ese ritual, muchos chocan las copas. No se sabe exactamente cuál es el origen de esta tradición, porque se trata de una práctica social muy difícil de rastrear.

La teoría, aunque infundada, dice que la tradición de chocar las copas surge en la antigüedad y sobre todo en momentos bélicos para que se mezclaran los fluidos y evitar así que hubiese bebidas envenenadas.

Porque si una copa tenía veneno, al chocar con la otra, se salpicaría el contenido, y todas quedarían contaminadas.

Dos copas chocan y se salpica el vino.Getty Images

En América Latina, al tener casi todos una raíz hispana, existen muchas similitudes a la hora de las características del brindis.

En algunos países de la región, se chocan las copas e inmediatamente se toma un sorbo de la bebida. Si se apoya el vaso en la mesa sin tomar, es mala suerte.

Pero en otros, como en España, es justamente lo opuesto. Tras chocar las copas hay que apoyarlas sobre una superficie y luego tomar.

"En las culturas andinas, por ejemplo en Bolivia, se brinda por la Pachamama arrojando un chorrito de ese alcohol al suelo. Entonces en ese brindis también participará el cosmos", resalta Hidalgo.

Eso sí. En la región se brinda mirando a los ojos del otro. De lo contrario, son 7 años sin sexo, dicen por ahí. Incomprobable.

Getty Images

"En el fondo se trata de rubricar un acto de confianza mirando a los ojos del otro porque estamos haciéndolo juntos", analiza el experto en vinos.

En España también se brinda con la frase: ¡Arriba, abajo, al centro y adentro! y se acompaña con el gesto, casi como si fuese un símbolo religioso.

Y en México, a mediados del siglo XX, se popularizó "el brindis del Bohemio".

Se trata de un poema -que se leía en la radio- y que describe un brindis de seis amigos bohemios que con whisky y ajenjo rememoran las penurias y alegrías del año viejo y dan la bienvenida al nuevo año.

"Tenías el brindis del bohemio y después ya olvidabas todo lo malo del año. Luego suenan las 12 campanadas y se dicen las promesas para el próximo año", cuenta la historiadora García González.

Grupo de personas brindandoGetty Images

¡Ah! Y cuidado con decir chinchín.

Si bien puede parecer una onomatopeya, se trata de la expresión de cortesía de origen chino ching-ching, que significa algo parecido a "por favor".

Esa palabra llegó al español a través del inglés, explica la Fundación del Español Urgente (Fundeu).

Pero en japonés, chinchín se utiliza vulgarmente para referirse a los genitales masculinos.

Más allá de las anécdotas, las costumbres y tradiciones que nos acompañan en este ritual tan arraigado en nuestra cultura, en BBC Mundo queremos aprovechar este artículo para brindar con y por ustedes y desearles lo mejor para 2023.

?Desde un rincón del mundo, brindo contigo, ¡salud!

Getty Images

ETIQUETAS DE ESTA NOTA