Tendencias

Las sorprendentes habilidades de las palomas (y por qué las defiendo con pasión)

bbc
Por BBC News Mundo
Pese a sus sorprendentes habilidades y a que jugaron un papel importante en varios conflictos bélicos, la mayoría de las personas desprecia a estas aves.
Getty Images

Si le preguntas a alguien cuál es su animal favorito y por qué, te hablará de las cosas increíbles que puede hacer, sus características o su interesante aspecto. Pero serán pocos los que mencionarán a la paloma como su animal favorito.

Muchos consideran a estas aves alimañas, en lugar de animales salvajes.

El desprecio absoluto de la gente por las palomas me rompe el corazón. Si nos sentamos en un parque a la hora de comer, en cualquier parte del mundo, es casi seguro que veremos a la gente arremeter contra ellas.

Veo a la gente dar patadas y patalear mientras los pájaros entran y salen de sus piernas para robar las migajas sobrantes. Sin embargo, son pocos los que se paran a pensar por qué hay palomas debajo del banco en el que están sentados. Las trajimos a nuestras ciudades y, sin embargo, muchos las despreciamos. Pero no siempre fue así; tenemos una rica y larga relación con la humilde paloma.

Las palomas silvestres son descendientes de las palomas bravas. Las domesticamos hace siglos, para comerlas y por su capacidad de navegación. Prosperan en nuestras ciudades, porque nuestros altos edificios y las repisas de las ventanas imitan su hogar natural: cuevas y acantilados. Nuestros residuos les proporcionan abundante alimento.

Getty Images

La gente se entusiasma con las palomas mensajeras, pero no hay mucha diferencia entre ellas y las silvestres. Sólo depende de si viven en el palomar de alguien como paloma cautiva o en la plaza del pueblo.

¿A quién llamas descerebrado?

La capacidad de búsqueda de las palomas es legendaria. Todavía estamos aprendiendo lo increíbles que son estas aves. Son capaces de realizar cálculos matemáticos básicos, al mismo nivel que los monos, y pueden distinguir palabras reales de las inventadas.

Las palomas mensajeras pueden encontrar su camino utilizando el olfato, puntos de referencia, el campo magnético de la Tierra y los infrasonidos (ondas sonoras con una frecuencia demasiado baja para que el ser humano las oiga). También pueden seguirse unas a otras y son capaces de aprender rutas las unas de las otras. Las palomas silvestres suelen emparejarse de por vida y son padres muy atentos. Los adultos producen una leche de cosecha, que dan a sus polluelos por goteo.

Nuestra fascinación por su capacidad de búsqueda continúa hoy en día, con decenas de miles de carreras de palomas en todo el mundo cada año. Los ganadores de raza se venden por más de un millón de dólares.

Dos hombres lanzando unas palomas para que compitan entre ellasGetty Images

Problemas de imagen

El desprecio actual por las palomas que viven entre nosotros en nuestros pueblos y ciudades, contrasta con la fascinación que sentíamos por ellas hasta no hace mucho. A mediados del siglo XIX empezamos a apreciar las palomas por su buen aspecto. En esta época surgieron muchas razas nuevas, como las colas de abanico, las jacobinas, las volteadoras y las barbosas.

Sus exagerados rasgos atrajeron la atención de Charles Darwin. El naturalista era aficionado a las palomas y las utilizó como ejemplo de diversidad dentro de una especie para transmitir sus ideas sobre la selección natural en "El origen de las especies".

Es casi como si hubiéramos visto palomas silvestres con tanta frecuencia que ya no podemos apreciar sus plumas de la garganta en forma de arco iris y sus cuerpos lindos y regordetes. Estas características serían apreciadas en una especie rara.

Una estatua de Charles Darwin.Getty Images

Aves guerreras

Las palomas silvestres son auténticas supervivientes. Tras pasar muchas horas observando palomas en el parque de St. James de Londres, las he visto empapadas de aceite, leche y vómito humano. He visto palomas a las que les faltaba una pata, las dos o atrapadas en trozos de basura. Sin embargo, siguen adelante.

Las palomas carecen de la simpatía habitual hacia los animales en peligro. Muchas personas me han dicho que, lejos de inspirar simpatía, las cicatrices de batalla de las palomas no hacen más que aumentar su antipatía hacia ellas: las aves parecen "desordenadas".

Se cree que las palomas silvestres son propensas a perder las patas porque el pelo humano y las redes se enredan alrededor de ellas, cortando el suministro de sangre. También pueden quedar sus patas atrapadas en los chicles. Nuestra basura daña a las palomas y luego las tratamos con desprecio por su aspecto.

Las palomas son unos de los animales más condecorados de la historia. Nada menos que 32 palomas han ganado la prestigiosa Medalla Dickin, el equivalente animal a la Cruz de la Victoria, que es la más alta condecoración que el gobierno británico da a sus militares por enfrentarse al enemigo.

Las palomas mensajeras se utilizaron de forma intensiva tanto en la I como en la II Guerra Mundial, para entregar mensajes vitales entre batallones y volar con cámaras en misiones de reconocimiento.

Getty Images

Tal vez la paloma de guerra más famosa sea Cher Ami, que en 1918 recibió la medalla francesa de la Cruz de Guerra, por entregar mensajes de un batallón cercado bajo un intenso fuego. Cher Ami recibió un disparo en el pecho, quedó ciega de un ojo y su pata derecha sólo colgaba de un tendón cuando entregó sus mensajes.

Para muchas personas, las palomas son la única fauna con la que interactúan de forma habitual. Estas interesantes aves viven justo en nuestra puerta. La próxima vez que estés al aire libre, dedica a las palomas 30 segundos de tu tiempo. Obsérvalas. Sé testigo de sus intrincadas interacciones sociales y de los tiernos momentos entre las parejas cuando se acicalan unas a otras y traen material para anidar como regalo.

Sin embargo, si realmente no quieres tenerlas cerca durante tu pausa para comer, el mejor consejo es: no dejes desperdicios.

*Steve Portugal es profesorde Biología y Fisiología de la Universidad de Londres (Reino Unido). Esta nota se publicó en The Conversation y fue reproducida aquí bajo la licencia Creative Commons.