Tendencias

#DecoTips: Cómo convertir tu living en una oficina eficiente

Getty Images
Por T13
Ahora que terminaron las vacaciones de verano, lo más probable es que miles estén planeando la vuelta a la oficina, que en este caso, será la vuelta a la oficina montada en el hogar.
 

Hasta antes de marzo 2020, cuando se extendió la pandemia del COVID-19 en el mundo, el concepto de teletrabajar no existía en el "común colectivo". Hoy, sin embargo, como gran contraste, es parte esencial del día a día de millones de colaboradores de empresas.

Ahora que terminaron las vacaciones de verano, lo más probable es que miles estén planeando la vuelta a la oficina, que en este caso, será la vuelta a la oficina montada en el hogar. ¿Cómo podemos aprovechar al máximo el espacio? A continuación, te damos algunos consejos para que puedas tener un lugar de trabajo eficiente en tu propia casa. 

1. Tener muebles ergonómicos es crucial 

A pesar de que nuestro living o nuestra habitación ya sean acogedoras, es importante pensar en que los muebles que tenemos ahí y que ocupemos para trabajar desde el computador no afecten nuestra salud. Por ejemplo, si llevamos dos años ocupando la mesa de centro como escritorio, quizá sea momento de invertir en uno que no afecte nuestra postura o no canse demás nuestro cuerpo. Según las recomendaciones de la ACHS, el tamaño del escritorio dependerá del tipo de trabajo que tengas, sin embargo, lo mejor es conseguir un escritorio regulable. En caso de no poder, la altura recomendada debe variar entre los 73 y 75 cm.

2. No mezcles tus lugares de descanso con los de trabajo 

Quizá tienes la suerte de ser de las personas que tienen sofás seccionales, amplios y cómodos, y piensas que es un buen lugar para realizar tus tareas de teletrabajo en el día de una forma relajada. Sin embargo, no es recomendable mezclar este tipo de lugares de descanso con los de trabajo. No solo porque afectan tu salud (ya que necesitas muebles ergonómicos para trabajar), sino que también porque afectas tu propia productividad. Además, de esta forma no marcas límites entre tu vida personal y laboral, y esto puede generar consecuencias negativas con el paso del tiempo. 

3. Ten horarios fijos 

Despertarse y levantarse cada día a la misma hora ayuda a mantener una rutina y a no desajustar horarios a los que estamos acostumbrados. En este punto, es crucial finalizar la jornada laboral también en un horario fijo, eso te ayudará a no posponer tareas con la excusa de que tenemos todo el día para llevarlas a cabo

ETIQUETAS DE ESTA NOTA