Tendencias

Su esposo no puede acompañarla en la quimioterapia, pero la espera con carteles afuera del hospital

Instagram
Por T13
Debido a las restricciones hospitalarias producto del coronavirus, Albert Conner se detiene frente a la ventana de su pareja para que sienta su apoyo incondicional.

Hasta antes que se intensificara la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus, Albert Conner había acompañado a su esposa en todas sus citas médicas por el cáncer de mama que la aqueja, y que le fue diagnosticado en enero.

Sin embargo, debido a las restricciones hospitalarias generadas por el COVID-19, el padre de tres hijos no se le permitiría estar al lado de Kelly Conner en su sesión de qumioterapia correspondiente al 30 de marzo

El MD Anderson, en Sugar Land, había prohibido temporalmente la entrada de los visitantes.

"No me sentía bien al no ser parte de esto porque le había prometido que estaría allí en cada paso del camino y sentía que iba a romper mi palabra", dijo el hombre a GMA en declaraciones tomadas por People.

La mujer dijo que estaría bien, pero su familia tuvo una ocurrencia fantástica para seguir acompañándola en el proceso: Conner y sus hijos tomaron una cartulina y empezaron a intervenirla con un amoroso mensaje: "No puedo estar contigo pero estoy aquí contigo (¡Y gracias a todo el staff médico!)".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Albert Conner might not be able to be next to his wife during her chemotherapy treatment due to the coronavirus pandemic, but that doesn't mean he's missing her appointment. ❤️ Instead, the father-of-three waited outside the hospital with a sign that showed her just how much he loved her. ? Tap the link in our bio for their incredible story. |?: Albert Conner

Una publicación compartida de People Magazine (@people) el

Su esposo manejó su auto hasta el hospital y le envió un mensaje de texto a su pareja para mostrarle que estaba estacionado frente a su ventana.

"Tan pronto como me envió un mensaje de texto, simplemente me levanté un poco en mi silla para mirar por la ventana y él estaba justo allí", dijo Kelly al medio citado anteriormente.

Sintió un amor tan grande, recordó la paciente, que de inmediato se le llenaron los ojos de lágrimas: "Creo que me quedé sin aliento y la enfermera se dio la vuelta y dijo: '¿Qué pasa?'. Y entonces vio que estaba mirando por la ventana y miró hacia afuera y comenzó a llorar también", agregó.

Algunas trabajadoras de la salud, incluso, salieron a agradecerle a Albert Conner por el gesto.

"Algunas de ellas dijeron que yo era la razón por la que venían a trabajar", recordó. "La atención me hizo sentir incómodo, pero me hizo sentir bien y fue muy conmovedor", dijo.

Si bien al comienzo la familia se sintió decepcionada por las restricciones, sus integrantes lo comprendieron de inmediato.

"Cuando reflexionas sobre todo y piensas en todas las enfermeras, médicos y otros pacientes, tiene mucho sentido", dijo el hombre, "realmente no puedes discutirlo. Solo tienes que apoyarlo de cualquier manera que puedas".

Ahora, Kelly Conner espera terminar la quimioterapia durante el mes de mayo, y sus cercanos tienen la esperanza de que la emergencia del coronavirus se haya ralentizado para esas fechas y así acompañarla en su última cita.

Las últimas cifras de COVID-19 en Estados Unidos indican que hay más de 395 mil casos confirmados y 12.786 muertos por enfermedades relacionadas al virus.