Tendencias

Así funciona el método anticonceptivo más efectivo (y por qué se usa poco en Chile)

iStock
Por Sebastian Valdes
Después de la esterilización, el DIU es el método anticonceptivo más efectivo de todos, pues no se puede olvidar, ni tampoco depende de la voluntad de la persona. Sin embargo, muy pocas mujeres en Chile y el mundo lo utilizan. ¿Cuál es la razón?

Es casi tan desconocido como efectivo: estamos hablando del DIU, o Dispositivo Intrauterino. Un pequeño objeto con forma de "T" y del tamaño de un clip, que tiene dos pequeños hilos amarrados y que se implanta al interior del útero.

Es el método anticonceptivo más efectivo de todos, con una tasa de fracaso de solo un 1,5% en mujeres adultas, y de un 7% en adolescentes. La razón de su eficacia es que no depende de la memoria de la mujer, como la píldora anticonceptiva, o de la voluntad de quienes tienen relaciones sexuales, como es el caso del condón. 

En conversación con T13.cl, Ramiro Molina, médico gineco obstetra, especialista en ginecología infanto juvenil y profesor titular de la Universidad de Chile, indica que solo un 13,6% de la población usa un dispositivo intrauterino como método anticonceptivo. 

¿Por qué se usa tan poco?

"Es un método menos utilizado porque implica pasar por un procedimiento médico, que requiere un intermediario, en este caso el ginecólogo. Por lo tanto hay más cosas que hacer y el costo es mayor. Eso significa barreras, especialmente para la gente joven".

A pesar de que es necesario el procedimiento ambulatorio, el Dr. indica que solo se demora entre 10 y 15 minutos, y que el sangrado es mínimo.

Respecto al dolor, Molina asegura que "en algunas pacientes es prácticamente indoloro, pero la mayoría de las veces duele un poco. Esto porque naturalmente el útero intenta expulsar el dispositivo entonces se generan contracciones, y eso provoca molestias".

T de cobre

Los dispositivos intrauterinos disponibles en Chile son dos, el primero es la T de cobre, que tiene este metal enrollado de forma horizontal y vertical. 

"Este método inhibe la acción del espermatozoide. El cobre produce un efecto metabólico sobre el mecanismo del movimiento del espermio, y sobre las enzimas que tiene en la superficie de su cabeza. Estas enzimas le permiten al espermio disolver la cobertura del óvulo y penetrarlo, pero el cobre no deja actuar a estas sustancias", explica Molina.

Sobre las complicaciones, el obstetra dice que son mínimas, pero que a veces puede haber un "proceso inflamatorio pelviano por ascenso, debido a que las guías o las 'colitas' de la T quedan prácticamente en la vagina. Entonces si no hay una adecuada higiene o cuidado en las relaciones sexuales, las infecciones pueden ascender por esas guías".

Este anticonceptivo puede durar hasta 10 años, y en la página web de la Asociación para la Protección de la Familia, tienen algunos a solo $27 mil pesos.

T de levonorgestrel

El otro es la T de levonorgestrel, que "es una hormona igual a la progesterona de la mujer, pero a la que se le han hecho algunos cambios bioquímicos, que la hacen tener un efecto similar, pero más potente", explica el doctor.

"Aquí la hormona se junta un polímero, y forman una sola masa, que es el dispositivo. La T se va degradando y así se van liberando las hormonas que están en el dispositivo", indica Molina.

"A diferencia de píldora anticonceptiva, no actúa a nivel de todo el cuerpo, sino a nivel local, directamente sobre el endometrio, sobre el movimiento de la trompa de falopio y sobre el mecanismo de facilitación del espermatozoide para fecundar el óvulo", aclara el ginecólogo.

Molina agrega que el levonorgestrel también cambia la consistencia del moco del cuello del útero, lo endurece, entonces no permite la entrada de los espermatozoides.

Respecto a las complicaciones, el especialista dice que son menos que las de la T de cobre. Menciona principalmente las perforaciones, pero asegura que no es algo habitual.

Este método es igual de efectivo, pero tiene una menor duración, que oscila entre los 3 y 7 años. En el mercado hay algunos que cuestan $158 mil pesos, pero también hay otros a un menor precio.

LEE TAMBIÉN: Los métodos anticonceptivos más utilizados por los chilenos (y cuáles son los más efectivos)