Tendencias

El truco de la pelota de tenis en la secadora para no planchar más

AGENCIA UNO
Por T13
Con esta técnica quienes evitan usar la plancha, tendrán su ropa más o menos estirada luego del lavado.

El planchado es una de las tareas domésticas que menos fanáticos tiene. Un proceso tedioso en el que se debe calentar la plancha, contar con una superficie plana y con una altura indicada para poder estirar las prendas.

Por eso es que mucha gente opta por confiar más en la secadora para no planchar, pero aún así algunas prendas terminan con arrugas. Para eso, hay un truco que poco a poco se ha popularizado.

Jeannette Escudero, organizadora profesional y creadora de @hogarnizarte, relató a LUN que no plancha desde que utiliza pelotas de tenis dentro de la secadora. "Echo una pelota de tenis o dos de lana bien apretadas. El movimiento hace que se vaya golpeando con la ropa y se vayan estirando las arrugas. También permite que las prendas se vayan moviendo y tengan más aire", indicó".

Además la especialista recordó cómo descrubrió esta técnica: "Viví en Londres donde venden pelotas para el secado, pero acá en Chile no he encontrado, por lo que a falta de eso uso estas pelotas".

Eso sí, hay que tener algo de cuidado con las pelusas que puedan tener las pelotas de tenis, ya que en un principio botarán pelusillas. Se recomienda meterlas en la secadora un par de veces para después incorporar las prendas.

Pero esto no es lo único que funcionaría para evitar tener tantas arrugas en la ropa, ya que también influye la cantidad de ropa que se inserte en la lavadora.

"Recomiendo dejar al menos el 20% del espacio porque mientras más ropa tiene el tambor, menos espacio tiene para moverse, lo que hace que se enrede. En cambio, cuando hay más espacio para dar vuelta, se estira mejor y no sale tan arrugada", indicó Escudero.

Otro de los puntos importantes a considerar, es no mezclar los tipos de ropa en el mismo lavado, ya que es necesario separar las prendas livianas como blusas o camisas de pantalones o chalecos que son más gruesos.