Tendencias

Mark Salling y Cory Monteith: Las muertes en el elenco de "Glee"

Hoy fue encontrado muerto el actor que interpretaba a Noah Puckerman en la serie, y que se encontraba próximo a ser condenado por porte de pornografía infantil. Su caso se suma al de Cory Monteith, quien falleció en medio del rodaje de la quinta temporada del musical.

Hoy se confirmó la muerte de Mark Salling, más conocido por su personaje Noah Puckerman en la serie "Glee". El cuerpo del actor de 35 años fue hallado en un río en Los Ángeles, cerca de donde vivía.

Las autoridades hablan de un posible suicidio, en medio del complejo momento en que se encontraba el actor, quien arriesgaba una pena de 4 a 7 años de cárcel por posesión de pornografía infantil, la cual se dictaría en marzo. 

Uno de los primeros en reaccionar fue Tim Davis, quien se desempeñó como producto musical del programa. "Tener compasión por Mark no minimiza de ninguna forma los crímenes, el dolor y la devastación de las víctimas de esos crímenes. Solo digo que dejen de añadirle dolor a su familia", escribió en un tuit que fue compartido por Jane Lynch, actriz que dio vida a la despiadada entrenadora Sue Silvester.

Pero esta no es el único fallecimiento en el elenco de "Glee".  El 13 de julio del 2013 murió Cory Monteith, quien interpretaba al protagonista de la serie, Finn Hudson

El artista canadiense fue encontrado sin vida en una habitación del hotel Fairmont Pacific Rim en Vancouver. La autopsia reveló que la muerte se debió a una sobredosis de alcohol y heroína.

Monteith llevaba una lucha con las drogas desde los 19 años, que fue cuando ingresó por primera vez a un centro de rehabilitación, la última vez había sido tres meses antes de su muerte.

Estos problemas no eran ajenos para sus compañeros de reparto, entre los que se encontraba su pareja Lea Michele, quien interpretaba a la novia de Finn Hudson, Rachel Berry.  

La muerte del actor provocó un gran dolor en el elenco, que se encontraba en pleno rodaje de la quinta temporada del musical. Hubo escenas que tuvieron que volver a ser grabadas y se optó por matar a su personaje, Finn. La despedida en cámara se transformó en un emotivo episodio.