Tendencias

Paulina Rubio revive su inusual amistad musical con Slash: "A raíz del video se volvió un cuate"

La "Chica dorada" habla con T13.cl antes de su regreso a Chile, el 8 de junio en el Gran Arena Monticello. Aquí recuerda la unión con el guitarrista de Guns 'N Roses para su canción "Nada puede cambiarme" de 2006 y señala su gusto por Mon Laferte: "Es una súper artista y no descarto la idea de hacer algo con ella".

Crédito: Paulina Rubio
Paulina Rubio y canción con Slash: se volvió un cuate, un amigo

Paulina Rubio vive "la época del año que más me gusta", según manifiesta en conversación con T13.cl. La artista mexicana retomó los shows en vivo durante mayo, en una gira que la traerá de regreso a Chile, el 8 de junio en el Gran Arena Monticello (entradas en sistema TopTicket), y en medio de un momento personal en el que ha priorizado su vida familiar, aunque sin dejar de lado su carrera artística.

"Estoy muy activa, con varios proyectos al mismo tiempo pero mis prioridades han cambiado. Soy productora, empresaria; y primero que todo madre, eso es lo principal", asegura.

Aún así, en 2018, la "Chica dorada" —hoy con 47 años— lanzó su nuevo disco llamado "Deseo", terminando con siete largas temporadas fuera del estudio de grabación. Allí, reunió a figuras del género urbano como Nacho, Juan Magán y Alexis & Fido, créditos habituales dentro de la transformación del pop latino hacia el reggaetón y sus derivados durante las últimas temporadas.

"Es regenerarte o morir. El arte siempre va a evolucionar, y la cultura y los seres humanos. Es parte de nacer y morir", justifica Rubio.

—¿Cómo se toma las críticas a su música?

A mí no me importa tanto la buena o la mala crítica, me importa mi público, los PauPowers (el nombre con el que se reconocen sus fanáticos), los conciertos. Mis redes sociales explotan, mis fans me siguen y saben dónde estamos y lo que estamos haciendo. El ser productora y el estar haciendo televisión también enriquece muchísimo mi comunicación con ellos. No sé las críticas, Spotify y iTunes no se quejan. Yo estoy feliz. De hecho, estoy componiendo ya nuevas canciones. Mi termómetro son mis fans, mis shows, y disfruto mucho también de leer una nota buena o no tan buena mientras hablen de mi música, sinceramente.

—Durante la visita de Slash a Latinoamérica, se le preguntó por su colaboración en la canción "Nada puede cambiarme" de 2006, ¿qué recuerdos guarda de esa etapa?

A raíz del video se volvió un cuate, un amigo. Veo a su mujer y sus hijos en Los Angeles. Teníamos el mismo manager y tengo un recuerdo muy lindo de Slash. Ha sido un tío fantástico, muy con los pies en la tierra, muy humano, muy abierto, y un dios en la guitarra.

—¿Qué opinión le merece el éxito de Mon Laferte en México?

Me encanta su arte, ella, su personalidad, sus canciones. No me extraña su éxito porque tiene mucha madera, me cae súper bien aunque en persona no la conozco. De hecho, hizo un guiño muy hermoso: cantó en el Auditorio Nacional una de mis canciones, "Y yo sigo aquí", y la coreó con todo mi público. Es una súper artista y no descarto la idea de hacer algo con ella. Se me hace que es lo más.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias