Tendencias

Encuentran en Estados Unidos tesoro de diamantes y oro que había sido escondido por un millonario

NPR
Por T13
Forrest Fenn escondió hace diez años un cofre valorado en unos dos millones de euros y, desde entonces, cientos de personas habían tratado de dar con él sin éxito.

Un cofre repleto de pepitas de oro y gemas preciosas, escondido durante 10 años en las Montañas Rocosas de Estados Unidos fue encontrado tras una búsqueda que obsesionó a millares de personas que llegaron incluso a arriesgar su vida.

La caja fue ocultada por el millonario comerciante de arte Forrest Fenn. Sus únicas pistas incluían un mapa y un poema. Pero después de innumerables misiones, la búsqueda ha terminado.

"Se ha encontrado el tesoro", escribió Fenn en un comunicado a un blog dirigido por Dal Neitzel para discutir entre los buscadores de tesoros de Fenn.

"Estaba bajo un dosel de estrellas en la exuberante vegetación boscosa de las Montañas Rocosas y no se había movido del lugar donde lo escondí hace más de 10 años", dijo Fenn. "No conozco a la persona que lo encontró, pero el poema de mi libro lo llevó al lugar preciso".

El buscador exitoso no se ha hecho conocido.

"El tipo que lo encontró no quiere que se mencione su nombre. Es del este", dijo Fenn a The New Mexican en Santa Fe. El hallazgo fue confirmado por una fotografía, agregó.

La búsqueda del tesoro escondido de Fenn se convirtió en una sensación, atrayendo a decenas de miles de personas para tratar de descifrar las pistas y embarcarse en lo que esperaban que fuera una caminata que alteraría la vida en el desierto. Pero durante años después de que aparecieran las primeras pistas en el libro autoeditado de Fenn, The Thrill of the Chase, nadie pudo encontrar el lugar correcto.

Para algunos, se convirtió en una obsesión peligrosa: en el proceso de búsqueda del tesoro que se decía que valía hasta 2 millones de dólares, al menos cuatro personas murieron.

"La ornamentada caja románica mide 10 por 10 pulgadas y pesa alrededor de 18 kilos cuando está cargada", como informó John Burnett de NPR en 2016. "Fenn solo ha revelado que está escondida en las Montañas Rocosas, en algún lugar entre Santa Fe y el Frontera canadiense a una altura de más de mil metros. No está en una mina, un cementerio o cerca de una estructura".

Después de informes de que los buscadores habían muerto mientras buscaban su tesoro, Fenn trató de disuadir a las personas de tomar riesgos peligrosos, diciendo en un comunicado enviado por correo electrónico a NPR: "El tesoro no está escondido en un lugar peligroso. Lo escondí cuando tenía unos 80 años".

Hace tres años, el ocultador del tesoro dijo que cree que al menos 250.000 personas han buscado el alijo. Pero al señalar los accidentes ocurridos, agregó, "se supone que la búsqueda es divertida".

Fenn, que cumplirá 90 años en agosto, se había comprometido a nunca revelar dónde escondió el premio, y le dijo a Burnett en 2016: "Si muero mañana, el conocimiento de esa ubicación va en el ataúd conmigo".