Tendencias

"Game of thrones" (8x05): La profecía se cumplió con fuego y brutalidad

En su penúltimo capítulo, nada quedó en pie. Solo algo de dignidad.

Crédito: HBO
Game of thrones (8x05): La profecía se cumplió con fuego y brutalidad

Ni más dragones ni enfrentamientos cuerpo a cuerpo. Solo destrucción, desolación y brutalidad en Desembarco del Rey como escenario único del 8x05 de "Game of thrones".

Varys muerto por traidor; Euron Greyjoy y su Flota de Hierro que no opuso resistencia, al igual que la Compañía Dorada que solo amagó a transformarse en un factor decisivo para la batalla final. Todos indefensos ante una guerra que Daenerys Targaryen "solucionó" montando a Drogon que quemó todo como le dijo Missandei antes de ser ejecutada en el episodio anterior. 

Tyrion hizo lo posible para salvar la ciudad -incluso liberando a Jaime para que buscara la rendición de Cersei e iniciaran una nueva vida-, pero cuando sonaron las campanas de rendición era demasiado tarde.

La locura se apoderó de Daenerys, tal como pasara con su padre el Rey Loco, y junto a su ejército masacró a mujeres, niños y ancianos, sin importarle nada más que su venganza familiar.

El mismo Tyrion y Jon Snow se dieron cuenta aunque demasiado tarde, e intentaron salvar lo que pudieron con la culpa de haber hecho caso omiso a la sucesión de hechos que quebraron la voluntad de su reina como sinónimo de salvadora. 

Euron murió por la espada de Jaime; "La Montaña" mató a Qyburn cuando Cersei intentaba escapar y la ciudad se caía a pedazos; "El Perro" miró a los ojos a Arya y le dijo que si buscaba la venganza contra Cersei moriría ella allí también. Ese entramado juntó a los hermanos Clegane que se mataron entre ellos lanzándose al fuego.

Muerte por todo Desembarco del Rey, que reunió a Jaime y Cersei en el mismo lugar en el que se vieron por última vez, para morir aplastados por su reino y quedando enterrados juntos con la esperanza de haber escapado para ver crecer a su hijo.

Arya logró escapar de la destrucción, Tyrion y Jon se retrocedieron. Ahora la enemiga es Daenerys, responsable de poner su apellido Targaryen en un lugar incluso más aborrecible que el Lannister en la historia futura de Poniente.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias