Tendencias

Gatita que dormía en un sillón abandonado se salvó de morir incinerada

Istock
"Tux" se volvió a reunir con su dueña y se encuentra recuperando de una fractura.

Dicen que los gatos tienen siete vidas. Por lo menos así lo demostró Tux, una gatita de solo seis meses que desapareció durante 11 días.

De acuerdo a lo relatado este miércoles por la policía, cuando el trabajador estaba preparando la maquinaria pesada para incinerar un sofá en un centro de reciclaje de desechos, la felina “asomó la cabeza entre los cojines”.

El oficial de desperdicios, Thomas McGrory, señaló que la sobrevivencia del gato fue un milagro “ ya que cada día se toman toneladas de desechos para ser incinerados”.

"La gato parecía estar en buenas condiciones, pero obviamente estaba asustada, hambrienta y muy sedienta".

La dueña, Lauren Jones,  se volvió a reunir con su mascota y explicó que desapareció durante 11 días, después que dieron de baja el silllón.

En este contexto, la Sra. Jones dijo que, aparentemente, Tux había sobrevivido durante seis días sin comida ni agua en una camioneta, antes de que los muebles fueran llevados el viernes al centro de reciclaje y desechos de Chalvey.

Además, aseguró que Tux había sufrido una fractura en la pierna y que estaba tratando de recaudar fondos para una operación a través de una plataforma digital. 

"Es muy molesto. Recuperé a mi pequeño pero ¿se pondrá bien?" ella dijo.

"Todos dicen que es un milagro. No sé cómo sobrevivió tanto tiempo sin comer en la parte trasera de una camioneta".

ETIQUETAS DE ESTA NOTA