Tendencias

El crudo capítulo de "Grey's anatomy" del que volvió a hablarse tras la muerte de George Floyd

ABC
Por T13
"Soy William George Bailey Jones. Tengo 13 años y no llevo nada con qué lastimarlo", dice el hijo de la doctora negra Miranda Bailey en el 14x10 de la serie, llamado "Personal Jesus".

Más allá de que "Grey's anatomy" sea un drama médico donde las relaciones amorosas son parte fundamental de la trama, durante sus 16 temporadas exhibidas, la serie se ha encargado de manera constante de generar conversación sobre temas importantes.

Su creadora y productora, Shonda Rhimes, ha impulsado temas como la violencia contra la mujer o la discriminación contra la comunidad LGBTQ+ —entre otros—, siempre en defensa de las víctimas y de las minorías.

La serie protagonizada por Ellen Pompeo como Meredith Grey, además, se ha antepuesto a temáticas que si bien siempre han sido "actuales", de cuando en cuando reaparecen de manera impactante por un caso de la vida real.

Y esto fue lo que ocurrió durante las últimas semanas tras el asesinato de George Floyd a manos de un policía de Minneapolis, Estados Unidos, que volvió a instalar en los medios de comunicación y en la ciudadanía la imagen del racismo en el país y en sus fuerzas de orden.

Tras el hecho, se han generado grandes protestas que se han expandido a otras capitales del mundo.

Grey's Anatomy y el crudo capítulo tras la muerte de George FloydABC

En "Grey's anatomy", en el capítulo llamado "Personal Jesus" (14x10), un adolescente negro de tan solo 12 años llega al hospital luego de haber sido baleado por un policía en un claro caso de racismo policial. El paciente es tratado por la doctora Miranda Bailey y Jackson Avery, que tiene un duro encuentro verbal con el tirador uniformado.

Lamentablemente, la víctima muere, lo que hace que Bailey y su pareja, Ben Warren, tengan "la conversación" con el hijo de ella, Tucker, sobre la brutalidad con que se actúa contra los afroamericanos en el país.

La escena es sumamente cruda, partiendo porque el menor tiene que "mostrar" lo aprendido, diciéndole a sus padres: "Soy William George Bailey Jones. Tengo 13 años y no llevo nada con qué lastimarlo".

"Siempre tienes que mostrarle a la policía dónde están tus manos. Explica siempre lo que estás haciendo antes de hacerlo. Controla tus emociones. Sé educado y respetuoso. No te resistas. No hay respuestas. No hay respuestas ni movimiento arrepentido", son los consejos que Bailey y Warren le dan Tucker.

Incluso, explicitan que él no puede hacer lo mismo que haría cualquiera de sus amigos blancos en un encuentro con la Policía: "Si ellos dicen cosas o se pavonean, tienes que saber que tú no puedes hacerlo. No puede ir trepando ventanas, jugar con armas de juguete o arrojar piedras. No puedes alejarte corriendo de ellos, no importan cuán asustado estés, nunca, nunca, nunca corras. Todo lo que estamos diciendo te lo decimos porque queremos que vuelvas a casa (...) Eres maravilloso, perfecto, y queremos que sigas así".

En YouTube, de hecho, hay varias producciones en las que padres negros le enseñan a sus hijos menores cómo actuar ante esos casos. Y las imágenes son desgarradoras.