Tendencias

La fórmula del cardiólogo de la Casa Blanca para vencer al infarto y al cáncer

El reconocido médico Barack Obama y Bill Clinton apunta a la vida sana como el factor fundamental para combatir enfermedades coronarias y cancerígenas.

La fórmula del cardiólogo de la Casa Blanca para vencer al infarto y al cáncer

Dean Ornish es un respetado cardiólogo, orador, investigador y el doctor favorito de la Casa Blanca. Con 63 años, se ha convertido en un gurú de la salud luego de que el expresidente Bill Clinton lo nombrara su consultor médico oficial y el presidente Barack Obama lo designara como el asesor del equipo  médico de la presidencia.

Su fórmula suena fácil, sin embargo, no todos pueden mantener ese estilo de vida, basado en hábitos saludables de alimentación, dietas vegetarianas, yoga y deporte.

La apuesta del doctor Ornish es la alimentación y los hábitos saludables, promoviendo el desarrollo de estos factores como elementos de transformación en personas que han sido afectadas por enfermedades al corazón y cancerígenas.

Profesor clínico de la Universidad de California y fundador del centro de investigación sin fines de lucro, PMRI (Instituto de Investigación de Medicina Preventiva), se especializa en estudiar los efectos de la dieta y el estilo de vida en la salud.

Ornish creó el primer programa para frenar y combatir enfermedades mediante cuatro puntos esenciales: la comida, el manejo del estrés, la calidad de la actividad física y el amor y apoyo. La combinación de estos cuatro factores es lo que lleva a una recuperación  y sanamiento.

El portal de salud Healthways publicó uno de sus programas de cambio de vida, Rehabilitación CardíacaIntensa (ICR en inglés), obteniendo buenos resultados y llegando a ofrecerse en 14 estados a lo largo de Estados Unidos y ayudando a miles de personas a recuperar sus vidas.

En 2008 su técnica de curación también resultó exitosa para hombres con cáncer de próstata poco avanzado, quienes se negaron a someterse a cirugías, terapias de radiación y técnicas de medicina tradicional.

Estos participantes se sometieron a un estricto programa de 90 días de transformación: hábitos alimenticios, terapia psicosocial, caminatas moderadas y yoga o meditación. Este programa logró cambios que estimularon algunos genes para combatir el cáncer e inhibieron a otros genes a que desarrollen la enfermedad, según informa el sitio Infobae.

Lo más visto en Tendencias