Tendencias

Lollapalooza Chile trabaja en su reprogramación "para la segunda mitad de 2020"

AFP
Por T13
Lotus, la productora a cargo del evento, publicó su primer comunicado oficial en que aseguran la intención de realizar la décima edición del festival durante este mismo año.

"Lollapalooza Chile informa que estamos trabajando en la reprogramación de la edición 2020 del festival para la segunda mitad de este año".

Así, la productora Lotus hizo eco de las palabras que previamente había dictado el ministro de Salud, Jaime Mañalich, sobre la suspensión del festival musical por culpa del coronavirus.

Lollapalooza Chile 2020, que celebraba su décima edición, se realizaría entre el viernes 27 y el domingo 29 de marzo en el Parque O'Higgins. Además, tenía concentrado una serie de shows paralelos —pagados y gratuitos— que se extenderían a los primeros días de abril.

En ese contexto, la primera alerta se concretó cuando en sus redes sociales, Lolla informó que el proceso de cambio de tickets por pulseras se había pospuesto. "Pronto más información", era el breve mensaje, mientras los asistentes pedían mayor rapidez en la decisión final ante la compra de pasajes de avión y alojamientos en la capital.

"Ante este hecho sin precedentes, nuestra máxima prioridad es preservar la salud y seguridad del público, artistas y equipos de trabajo, y acatar las medidas preventivas de las autoridades públicas y sanitarias. En breve compartiremos más información sobre la reprogramación de las fechas a través de nuestra página web y redes sociales", concluye el comunicado de la organización.

Este miércoles, la Organización Mundial de la Salud elevó el estatus del COVID-19 a "pandemia". De momento, nuestro país tiene 25 casos, aunque todos "trazables a viajeros internacionales que han traído este virus desde otro país", según explicó el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

Lollapalooza Chile, en tanto, celebraría su décima edición con Guns N' Roses, Travis Scott, The Strokes y Lana del Rey como cabezas de cartel. Una cita aniversario que consolidaría el paso de la marca por nuestro país, el primero que alojó el festival tras salir de Chicago.