Tendencias

"La odio": Más de 17 mil denuncias se han recibido por columna de un periodista contra Meghan Markle

AFP - Referencial de Meghan Markle
Por T13
Jeremy Clarkson publicó en una sección de “The Sun” que “odiaba a nivel celular” a la duquesa de Sussex, recibiendo miles de quejas presentadas a la organización que vela por la normas de la prensa en Reino Unido.

Gran revuelo ha generado una columna de opinión publicada en el diario "The Sun". Se trata de un artículo del periodista Jeremy Clarkson, quien manifestó "su odio" hacia la esposa del príncipe Harry, Meghan Markle. 

“La odio. No como odio a Nicola Sturgeon o a Rose West. La odio a nivel celular”, escribió en una parte de su texto el presentador británico, desatando una ola de comentarios y reclamos.

En lo concreto, hasta la fecha, 17.500 quejas o denuncias se han presentado ante la Organización de Normas de la Prensa Independiente, entidad encargada de velar por las normas de los medios en Reino Unido. 

Libro revela que la Reina Isabel II murió de un agresivo cáncer AFP - Reina Isabel
Lee También >

Libro revela que la Reina Isabel II murió de un agresivo cáncer

Esta no es la primera vez que Clarkson ha estado en la polémica por sus dichos. En 2011, cuando trabajaba para la BBC, dicho medio tuvo que pedir disculpas luego de que en el programa "Top Gear", el comunicador asegurara que los mexicanos son "perezosos, irresponsables, flatulentos y pasados de peso".

En 2014, el periodista causó también gran revuelo en Argentina al circular por el país en un auto con una matrícula que hacía referencia a la guerra de las Malvinas/Falklands.

¿Qué dijo específicamente el presentador británico de Markle? 

"Por la noche, no puedo dormir mientras me acuesto allí, rechinando los dientes y soñando con el día en que ella [Markle] desfilará desnuda por las calles de todos los pueblos de Gran Bretaña, mientras las multitudes le gritan '¡Qué vergüenza!' y le arrojan montones de excrementos".

"Todos los que tienen mi edad piensan de la misma manera", añadió.

"Pero lo que me desespera es que la gente más joven, especialmente las chicas, piensan que ella es cool. Piensan que fue una prisionera del Palacio de Buckingham, obligada a hablar solo de bordados y gatitos".

"Meghan, sin embargo, es una historia diferente. La odio. No como odio a Nicola Sturgeon o Rose West. La odio a un nivel celular",  concluyó.