Tendencias

Mujeres Bacanas: Agatha Christie, la reina del crimen

Icono de la novela policial, es la escritora más vendida de todos los tiempos, solo superada por William Shakespeare y la Biblia.

Crédito: Wikipedia
Agatha Christie

Agatha Christie es la escritora más vendida de la y es la principal exponente del género policial junto a Arthur Conan Doyle. Publicó 66 novelas policiales a lo largo de su carrera, además seis novelas románticas y varias historias cortas bajo el seudónimo de Mary Westmacott. Incursionó también como dramaturga con exitosas obras de teatro como La Ratonera.

Guiness Records calificó a Christie como la novelista más vendida de todos los tiempos, solo le ganan William Shakespeare y la Biblia. Sus libros se han traducido a más de 100 idiomas. Cuesta imaginarse ahora que muchas editoriales rechazaron sus novelas policiales por contener elementos paranormales, incluso tuvo que modificar el final de una de ellas para que la publicaran.  Agatha tuvo una especial conexión con el mundo esotérico a través de su madre Clara que, creían, poseía poderes sobrenaturales.

Creció como Agatha Mary Clarissa Miller, una niña inglesa de clase media alta que recibió una educación privilegiada en diversos institutos privados en Paris. En 1914 se casó con Archibald Christie y ese mismo año estalló la I Guerra Mundial durante la cual Agatha trabajó como enfermera de la Cruz Roja atendiendo a los soldados heridos. Al mismo tiempo escribió su primera novela El misterioso caso de Styles (1920) donde introdujo por primera vez el personaje del detective Hércules Poirot, el entrañable ex policía belga de grandes bigotes. Su otro famoso personaje es Miss Marple, una encantadora y perspicaz anciana que protagonizó trece de sus historias.

En 1926 Agatha Christie desapareció, tan misteriosamente como en sus novelas. No se supo de ella durante 11 días e incluso apareció su búsqueda en la portada del New York Times. Finalmente la encontraron en la pieza de un hotel de carretera con un aparente cuadro de amnesia; se había registrado en el hotel bajo el nombre de la amante de su marido. Luego vino el divorcio y un periodo de depresión. En 1930 se casó con el arqueólogo Max Mallowan, a quien acompañó largas temporadas en sus viajes a Irak y Siria. Sus estadías inspiraron varias de sus novelas como Asesinato en Mesopotamia (1930), Muerte en el Nilo (1936) y Cita con la muerte (1938).

En 1971, fue designada Comendadora de la Orden del Imperio Británico por la reina Isabel II y murió en 1976.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias