Tendencias

Mujeres Bacanas: Celina Turchi, la detective del Zika

Experta en enfermedades infecciosas en su Brasil natal, lideró una investigación mundial que comprobó el vínculo entre el virus Zika y la microcefalia en recién nacidos.

Crédito: AFP
Celina Turchi

Era 2015 y los médicos de distintas partes de Brasil no se explicaban por qué atendían a tantos recién nacidos con microcefalia, el trastorno que causa cabezas muy pequeñas, afectando muchas veces el desarrollo cerebral. Los casos se multiplicaban, al mismo tiempo que el país se convertía en el epicentro de una pandemia mundial, causada por un mosquito: el virus del Zika. Aunque muchos comenzaron a sospechar la conexión entre Zika y microcefalia, una vez identificada la enfermedad que en un principio se confundía con dengue, fue una doctora brasilera la encargada de probarlo, liderando un equipo de médicos de todo el mundo.

Celina Turchi pasó meses sin dormir, compartiendo información e investigación y funcionando como una detective de la salud, hasta que comprobó la causa y consecuencia: nunca antes en la historia se había visto una malformación congénita causada por el mordisco de un mosquito.

Turchi es experta en enfermedades infecciosas en Recife y fue el ministro de su país el que le pidió en 2015 liderar el estudio de la microcefalia en Brasil. “No pude dormir por semanas. Era lo más importante que había visto en toda mi carrera. Era una tragedia, pero era como ver la historia suceder frente a nuestros ojos, día a día. Era vivir la historia, ser parte de ella”. Parte del acierto del liderazgo de Turchi fue pedir toda la ayuda posible: viajaron epidemiólogos de todo el mundo a trabajar con ella a Brasil, y, además, compartir información y resultados, esperando encontrar puntos en común en estas alianzas médicas. Los bebés con microcefalia eran testeados y no tenían Zika. Hasta que en una prueba, se encontró presencia del virus en el líquido amniótico en el vientre de una madre. “Ahí por lo menos tuvimos un camino a seguir”, explica ella. En tres meses, el equipo de treinta profesionales convocados por Turchi había encontrado las pruebas, y publicó sus importantes hallazgos en 2016.

Turchi fue elegida ese mismo año como una de las diez científicas más importantes del mundo por Nature, y es una de las 100 más influyentes de la revista Time.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias