Tendencias

Mujeres Bacanas: la fotografía comprometida de Eva Besnyo

Su afición siempre fue la fotografía, andaba para todos lados con su cámara, gusto que compartió con un gran amigo que luego sería conocido como Robert Capa.

Eva Besnyo

Fue conocida como la “Gran Dama” de la fotografía holandesa, sin embargo, Eva nació y creció en Budapest, Hungría, al interior de una familia liberal judía. Su afición siempre fue la fotografía, andaba para todos lados con su cámara Kodak Brownie, gusto que compartió con su gran amigo de barrio, Ernö Friedmann, conocido luego mundialmente como Robert Capa.

Se educó en la publicidad y en la fotografía con Josef Pécsi y a los 20 años se fue a vivir a Berlín donde trabajó como fotógrafa freelance y donde fue desarrollando su interés por el fotoreportaje. Por esos años también se hizo parte de la Neue Sachlichkeit; el movimiento de la nueva objetividad, que iba en un carril contrario a lo plasmado por el expresionismo. Por sus ideas marxistas y su origen judío, tuve que abandonar Alemania en 1932 y se radicó en Ámsterdam. Se casó con el cineasta John Fernhout y durante la II Guerra Mundial vivieron en la clandestinidad desde donde colaboraron también con la resistencia.

Terminada la guerra se divorció y se casó con Win Brusse, con quien tuvo dos hijos. Uno de sus sellos como fotógrafa fue el compromiso con las causas sociales y durante los años 70 fotografió las acciones del grupo feminista Dolle Mina. En 1980 rechazó el título Ritterorden (título de caballero) ofrecido por la Reina Beatriz.

En 1999 la Sociedad Alemana de Fotografía le otorgó el Premio “Erich Salomon” a la trayectoria profesional y ese mismo año el Centro Portugués de Fotografía de Porto presentó una gran muestra retrospectiva de su trabajo.  Murió el 12 de diciembre de 2003 en Holanda.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias