Tendencias

Mujeres Bacanas: Olimpia de Gouges, una de las grandes humanistas francesas

Olimpia apoyó en un principio a una monarquía republicana, y luego se unió a la causa republicana. Fue su cercanía a los girondinos lo que le terminó causando la muerte.

Mujeres Bacanas: Olimpia de Gouges, una de las grandes humanistas francesas

Nació como Marie Gouze en una familia burgesa; se casó joven en un matrimonio arreglado con un hombre mayor, tuvo un hijo, enviudó y juró jamás volver a casarse. Se trasladó entonces a París, y comenzó lo que sería una vida de activismo y escritura, en el nombre de las mujeres, los esclavos, o los hijos nacidos fuera del matrimonio. Una luchadora que terminó sus días perdiendo la cabeza en la guillotina.

En la capital, Marie dipuso una eduación de excelencia para su hijo, y comenzó a frecuentar los círculos sociales e intelectuales más importantes de París. Comenzó a firmar con su seudónimo, Olimpia de Gouges, y ganó fama como dramaturga, con obras itinerantes que se montaron en toda Francia. La más famosa causó polémica: La esclavitud de los negros, reflexionaba sobre la condición de los esclavos. Su escrito abolicionista causó revuelo en la corte, ya que muchos se habían enriquecido con la trata de esclavos. Olimpia fue brevemente encarcelada.

Una vez liberada siguió escribiendo panfletos, publicando artículos y trabajando por derechos de distintos grupos: escribió sobre la necesidad de instaurar el divorcio, sobre la protección de niños y que los que nacen fuera del matrimonio requerían los mismos derechos.

La revolución se tomó Francia a partir de 1789, y luego se publicó la famosa Declaración de los derechos del hombre y el ciudadano; Olimpia consideró que se dejaba fuera a las mujeres y otros grupos oprimidos, y publicó su famosa Declaración de los derechos de la mujer en 1792, que comenzaba diciendo: “Hombre, ¿eres capaz de ser justo? Una mujer te lo pregunta”. El texto pedía igualdad ante la ley sin importar el sexo, y se convirtió en una de las primeras autoras en pedir el voto femenino. Añadió que si las mujeres podían ser condenadas, en referencia a María Antonieta, podían también ser parte del debate.

Olimpia apoyó en un principio a una monarquía republicana, y luego se unió a la causa republicana. Fue su cercanía a los girondinos lo que le terminó causando la muerte; cuando estos fueron eliminados en 1793, ella fue apresada. Tras un juicio breve y sin posibilidad de abogado, Olimpia de Gouges fue guillotinada, por mandato del Tribunal Revolucionario.

Aunque su legado fue por largo tiempo olvidado, en el siglo XX se recuperó su historia y es considerada una de las grandes humanistas francesas; en varias ocasiones se ha intentado que sus restos formen parte del Panteón de París, donde están los nombres más destacados de la historia francesa (y sólo un puñado de mujeres).

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias