Tendencias

Mujeres Bacanas: Yoko Ono, la disruptiva

Exponente del arte conceptual y experimental, pareja de John Lennon, activista y promotora de la paz. Amada y odiada, ha sobrevivido 60 años en la escena artística del mundo.

Crédito: AFP
Yoko Ono

Originaria de Tokio, Yoko Ono nació en 1933, para pasar sus primeros años mudándose entre Japón, Vietnam y Estados Unidos debido al trabajo de su padre, un banquero. En 1951, tras salir del colegio, fue la primera mujer aceptada en el programa de filosofía de la Universidad de Gakushuin, donde sólo permaneció un par de semestre.

Tras la guerra, su familia volvió a Estados Unidos, donde ella llegó más tarde para entrar en Sarah Lawrence College. Aquí comenzó a vivir una vida bohemia, rodeada de artistas como La Monte Young y John Cage, que terminó por darle el impulso a su carrera artística.

Durante los sesenta Yoko Ono si bien no fue parte oficial de Fluxus, pues a pesar de que fue invitada, quiso mantenerse independiente, su arte se relacionó directamente con este movimiento artístico interdisciplinario que introdujo la combinación del arte y media Yoko Ono arrendó un loft en Chamber Street  gracias a su trabajo como secretaria y profesora de arte japonés en Japan Society, donde comenzó a exponer sus piezas y las de su amigos. Pionera del arte conceptual y performativo, en 1964 presentó su pieza Cut Piece, en Sogetsu Art Center en Tokio, donde vestida con su mejor traje, se arrodillaba frente a un par de tijeras, invitando a la audiencia a cortar parte de su vestuario en pedazos. Ese mismo año publicó Grapefruit, una pieza seminal en el arte conceptual donde se leen una serie de instrucciones que pueden ser completadas literalmente o de cualquier manera por la imaginación del lector. Este libro fue la base para Imagine, la canción de John Lennon, que recién este año se le reconoció la coautoría a Yoko Ono.

En una de sus exhibiciones en Londres conoció a John Lennon, quien se transformó en su pareja. Eran una dupla muy política, contra la guerra, pasando una semana en cama por la paz y colaborando en performances artísticas, así como en las canciones de los Beatles, como por ejemplo Revolution 9 en el White Album.

En 1969 se unieron con Lennon para formar the Plastic Ono Band, que en su primer álbum tuvo a Eric Clapton de guitarrista, Klaus Voorman de bajista y Alan White de baterista. Luego Yoko se independizó, creando su propio álbum Yoko Ono/Plastic Ono Band, como acompañamiento al álbum de Lennon, John Lennon/Plastic Ono Band. La música de Ono se caracterizó por sonidos animalescos, técnicas de jazz libre y vocalizaciones sin palabras definidas. Una de sus canciones, “Don´t worry Kyoko” hace referencia a cuando su ex marido Anthony Cox obtuvo la custodia de su hija y desapareció con ella. Recién en 1998 Yoko Ono volvió a verla a pesar de haberla buscado durante todos esos años. Durante los setenta siguó haciendo arte experimental, especialmente películas.

Tras la muerte Lennon en 1980, Ono permaneció recluida por un largo periodo, para luego seguir con un arte que promueve hasta hoy la paz y la tolerancia. Destaca su trabajo Wish Tree, donde un árbol nativo es plantado y en el que los visitantes son invitados a amarrar un deseo escrito.

Además de su carrera artística y musical de 60 años, Yoko Ono es embajadora global de la organización Autism Speaks, promotora de la paz con el lema “Imagine Peace” en diferentes formatos en diarios y vallas publicitarias, y fundando la beca LennonOno para la paz para artistas en regiones en conflicto.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias