Tendencias

Ganadores del reality "sin sexo" de Netflix anuncian su separación a dos meses del estreno del show

Instagram
Por T13
Francesca Farago, de 26 años, publicó un video en YouTube donde confirmó que con Harry Jowsey terminaron su relación sentimental que se inició en el programa "Jugando con Fuego".

Netflix proclamó un amor fugaz.

Francesca Farago y Harry Jowsey, ganadores del programa "Jugando con fuego" —o "Too hot to handle" en su idioma original—, terminaron su relación a tan solo dos meses del estreno del programa en la plataforma de streaming.

La canadiense y el australiano habían revelado su noviazgo justo después del lanzamiento del reality show llamado "sin sexo" de Netflix, el 17 de abril pasado

Y en un video en YouTube llamado "Nuestra ruptura", la modelo de 26 años afirmó que ya no estaban juntos, que no podían "con las largas distancias" y que estaba "desconsolada".

"Pensé que íbamos a terminar juntos. Pensé que nos íbamos a casar", expresó Francesca Farago, recordando así que con Jowsey se habían comprometido. Él, incluso, estaba dispuesto a mudarse a Canadá para dar un paso adelante en la relación.

 

"Hay muchas cosas que personalmente creo, para mi salud mental, que ya no puedo tolerar. No puedo fingir una relación. No puedo fingir que todo va a estar bien. Estoy decidiendo presentar este video para anunciar que no estamos juntos y que no volveremos a estar juntos porque necesitaba solidificar eso en mi propio cerebro", añadió Farago.

"Jugando con fuego" fue una de las sensaciones de Netflix durante abril. El reality de citas a ciegas de la plataforma de streaming, que mezclaba componentes de otros productos del género de telerrealidad como "Love island", tenía una particularidad que lo hacía único: los participantes no podían tener ninguna clase de contacto físico entre ellos, ni besos ni sexo ni todo lo que hay entre ambas.

No estaban obligados a acatar las reglas, claro, pero cada vez que se dejaban llevar por la tentación les costaba una penalización en dinero.

El premio constaba de US$ 100 mil y, como contaron los productores del programa, un beso les restaba US$ 3 mil, US$ 6 mil por sexo oral y US$ 20 mil por sexo, la "pena máxima".