Tendencias

"Contra Viento y Marea": Pancho Saavedra adelanta que no todos los finales serán felices

Canal 13
Por T13
En esta temporada se contarán con historias tales como las de una novia que necesitará ayuda para reestablecer la relación con su hermana luego de haberse enamorado de su marido.

Este domingo 7 de marzo, después de "T13 Central", vuelven las historias de amor con el quinto ciclo de “Contra Viento y Marea” conducido por Francisco Saavedra.

Tras un año 2020 que ha demostrado que cualquier sentimiento es capaz de cambiar el destino, aún en medio del dolor y la incertidumbre, las nuevas historias de los enamorados vienen a reafirmar que el amor debe continuar.  

Es por eso que, tomando las debidas precauciones para grabar el programa, “Contra Viento y Marea” demostrará que no importarán las circunstancias ya que el amor siempre será digno de ser celebrado.

En esta temporada se contarán con historias tales como las de una novia que necesitará ayuda para reestablecer la relación con su hermana luego de haberse enamorado de su marido; se verá el caso de dos hermanas que decidirán llegar juntas al altar antes de que sea demasiado tarde; y también se mostrará a unos novios que lucharán contra la extraña enfermedad de su hija.

Finalmente, se emitirá la historia de un hombre cargado del sabor cubano que deberá luchar contra la discriminación.

Para Pancho Saavedra, esta quinta temporada “ha sido un desafío bien grande pero la pandemia no ha sido impedimento para los matrimonios y uno pensaría que las personas están más sensibles en un momento así donde la vida de todos está corriendo peligro pero me he dado cuenta que no", dijo.

Y agregó que "hay personas que se quedan pegadas en pequeñeces y le hacen la vida imposible a sus hijas, hijos, yernos, nueras, y da la sensación de que la pandemia no nos ha hecho reflexionar. Las tramas que vamos a presentar en esta temporada están bien complejas y, adelantando un poquito, no vamos a tener finales felices en todos los capítulos”.

“Contra Viento y Marea” se convirtió en el primer docureality grabado en pandemia y sigue trabajando bajo el mismo rigor de la temporada anterior. Rigiéndose de estrictos protocolos sanitarios, el equipo supo reinventarse para registrar historias que seguirán emocionando al público y harán creer que los imposibles no existen.