Tendencias

Pareja está reuniendo dinero para comprar los derechos de una canción navideña y eliminarla

Youtube/Getty Images
Por T13
Hannah comenzó a odiar "Last Christmas" de Wham! por razones laborales y con su pareja busca que nadie más la pueda oir otra vez.

Aunque aseguran que no tienen nada en contra de Wham!, la pareja compuesta por Tomas Mazetti (55) y su esposa Hannah (33) buscan hacer desparecer de la historia de la música una de sus canciones más conocidas, "Last Christmas".

La historia es contada en extenso por DailyMail y cuenta que la pareja ya ha reunido 60 mil dólares para comprar los derechos fonográficos del hit y eliminarlo de cualquier plataforma.

Aunque la canción es considerada un clásico navideño por muchos, esta pareja dice odiarla porque hace unos 13 años Hannah trabajaba en un café y la grabación formaba parte de una playlist que su jefe ponía una y otra vez durante las fiestas de fin de año.

Lee También >

"Usaron mis fotos para hablar de mi cuerpo en WhatsApp": las mujeres que luchan contra la gordofobia

Según relataron al medio citado, en una reunión con amigos el año pasado, ella contó cuanto aborrecía la canción y una cosa llevó a la otra: tras consejos de amigos comenzó a juntar el dinero y ya le han colaborado 327 personas y han juntado más de 60 mil dólares.

¿Cuál es el problema? Que en estos momentos los derechos de la canción pertenecen a Warner Chappell Music UK y están avaluados entre 18 y 30 millones de dólares. Cuando lleguen a los 18 millones de dólares harán su primera oferta al sello, aseguran.

Si consiguen el preciado master de "Last Christmas", dicen que lo dejarán en un depósito de basura nuclear en Finlandia, "donde descansará al menos dos millones de años".

Pero no te confundas, la pareja enfatiza en que no tiene nada en contra del grupo conformado por Andrew Ridgeley y George Michael. "Lo siento, pero es la forma en que tiene que hacerse (...) No odiamos a Wham!, pero odiamos esta canción".

Así las cosas, aprovecha de escuchar la canción, nunca sabes cuándo podría ser la última.