Tendencias

¿Realmente fue "espacial" el viaje de Richard Branson y Virgin Galactic?

dw
Deutsche Welle
Por Deutsche Welle
Nadie duda de que el vuelo de Richard Branson a bordo de una nave de Virgin Galactic fue todo un éxito. En cambio, se debate sobre los alcances de la misión.

El empresario británico Richard Branson llegó a donde ningún multimillonario había llegado antes: voló hasta alcanzar la gravedad cero a bordo de una nave de su empresa Virgin Galactic, el domingo.

El cohete alado despegó alrededor de las 14:40 UTC después de que su lanzamiento se retrasó debido al mal tiempo en la plataforma ubicada en Nuevo México.

El avión espacial se desprendió de la nave nodriza a una altitud de aproximadamente 13 kilómetros, y encendió su motor. Alcanzó el borde del espacio a unos 88 kilómetros de altura.

La tripulación aterrizó con éxito después de un viaje de una hora.

A Branson se unieron dos pilotos, Dave Mackay y Michael Masucci, así como Beth Moses, instructora de astronautas en jefe de Virgin Galactic, el ingeniero de operaciones Colin Bennett y Sirisha Bandla, vicepresidenta de operaciones de investigación y asuntos gubernamentales.

¿Qué dijo Richard Branson desde el espacio?

"Bienvenidos al comienzo de una nueva era espacial", anunció Branson en Twitter, con una foto desde el interior de su nave espacial.

Branson dijo a una multitud en la plataforma de lanzamiento, después de su viaje, que después de 17 años de trabajo finalmente pudo disfrutar "la experiencia del cliente". Su empresa planea iniciar operaciones de turismo comercial espacial el próximo año.

En un breve video publicado en Twitter antes del vuelo, Branson dijo que su objetivo era "convertir el sueño de los viajes espaciales en una realidad: para mis nietos, para sus nietos, para todos".

¿Carrera espacial solo para multimillonarios?

El empresario de 70 años detrás de Virgin Atlantic y Virgin Records ha vencido al fundador de Amazon, Jeff Bezos, en la carrera entre algunos de los hombres más ricos del mundo por la supremacía del turismo espacial.

Bezos planea viajar el 20 de julio en el cohete suborbital New Shepard, construido por su firma Blue Origin. El fundador de Amazon está listo para pilotar la nave espacial él mismo.

El CEO de Tesla, Elon Musk, también tiene la ambición de viajar al espacio exterior y eventualmente a Marte, aunque su cronograma es menos claro. Sin embargo, se espera que el proyecto SpaceX de Musk lleve civiles al espacio en septiembre de este año.

Horas antes del lanzamiento, Branson tuiteó una foto de él con Musk. "Un gran día por delante. Es fantástico empezar la mañana con un amigo", dijo Branson.

¿Fue realmente un viaje "espacial"?

Antes del vuelo, la compañía Blue Origin de Bezos señaló que Branson no cruzaría lo que la mayoría de los países consideran la frontera del espacio exterior.

Pero el propio Bezos, a través de Instagram, le deseó a Branson "un vuelo exitoso y seguro".

El VSS Unity de Branson ascendió a más de 80 kilómetros, que la Fuerza Aérea de Estados Unidos y la NASA consideran el límite entre la atmósfera de la Tierra y el espacio exterior. Pero la Federación Mundial de Deportes Aéreos, conocida por su acrónimo francés FAI, define los vuelos espaciales tripulados de manera diferente.

La organización con sede en Lausana define el espacio exterior como 100 kilómetros por encima del nivel medio del mar de la Tierra, la llamada Línea Karman, 12 kilómetros más alta de lo que Branson viajó.

El CEO de Blue Origin, Bob Smith, descartó el enfoque de Virgin Galactic como "experiencia muy diferente" porque Branson y su equipo "no volarán por encima de la línea Karman".

¿Cuánto dinero hay en juego en el turismo espacial?

Esa controversia no ha disuadido a personas con grandes fortunas de comprar boletos para los primeros vuelos de turismo espacial.

Leonardo DiCaprio y Justin Bieber se encuentran entre los 600 clientes que pujan por los asientos valuados en 250.000 dólares.

Branson fundó Virgin Galactic hace 17 años, y ahora intenta terminar las pruebas de desarrollo este año para poder comenzar a transportar turistas al espacio a principios de 2022.

Él, Musk y Bezos han invertido miles de millones en sus respectivos proyectos, pero esto podría resultar una inversión no tan redituable.

UBS de Suiza predice que el valor del mercado del turismo espacial alcanzará los 3 mil millones de dólars anuales, solo hasta 2030.