Tendencias

San Valentín: los inesperados y cariñosos apodos de las parejas a lo largo de todo el mundo

DW
Deutsche Welle
Para San Valentín, indagamos qué apodos se dan las parejas en diferentes regiones y países. En Asia y África Oriental, son muy imaginativos.

El 14 de febrero, el día de San Valentín, se celebra en muchas partes del mundo. Una fecha en la que se suelen utilizar aún más palabras de cariño con la persona amada.

En Alemania, por ejemplo, se usa Schatz ("cariño"), Hase ("conejo") y Mäuschen ("ratoncito"). Pero, ¿qué se dicen los enamorados en otras culturas?

Nombres cariñosos con partes del cuerpo

Si está en China y alguien le llama "hígado de corazón" no se ofenda, porque decir xīn gān en chino es signo de cariño y amor: una persona no puede vivir sin estos dos órganos, lo que significa que no puede imaginarse vivir sin el ser amado.

En suajili, idioma que se habla en el este de África, también se usan expresiones relacionadas con la anatomía. Si usted dice a alguien nyongo mkalia ini, posiblemente la abrazarán, aunque haya afirmado: "Eres mi vesícula, que está sobre el hígado". La lógica de esta frase es la siguiente: Si queremos comer el hígado de un animal, necesitamos una habilidad especial para separar cualquier resto de la vesícula porque, si no, la comida sabría amarga. ¿Y qué tiene que ver esto con el amor? Muy simple: es muy difícil separar a dos personas que se adoran.

10 ideas para regalar a tu pareja en San Valentín, según la inteligencia artificial
Lee También >
10 ideas para regalar a tu pareja en San Valentín, según la inteligencia artificial

En Rumania, por ejemplo, se usa la vista para demostrar mucho aprecio por la persona amada: "la luz o tesoro de mis ojos" y en turco "ojos de ciervo" (Ceylan gözlüm).

A alguien se le conquista por el estómago

Además de flores, el chocolate también es un regalo popular en el día de San Valentín, porque el amor literalmente entra por el estómago. Es más, la comida es amor y el amor es comida, al menos cuando se trata de usar nombres cariñosos, como "mi regaliz" (dropje) en holandés o "ciruela" (sveske), en danés. En los Países Bajos, se produce y se consume mucho regaliz, por lo que la expresión suena lógica. ¿Pero ciruelas en Dinamarca? Suena exótico, tal vez esa sea la intención. En inglés, no es raro escuchar a la gente decir "calabaza" (pumpkin) o "dulce" (sweetie).

En los países de habla francesa, es curioso que las palabras que se usan no hagan honor a la fama de exquisitez y fineza de la gastronomía y el saber vivir franceses. Entonces, ¿cómo es posible que digan "mi repollo" (mon chou) como palabra cariñosa? Bien, indirectamente uno significa "cariño", pero a los hablantes no nativos no les queda tan claro al inicio.

En Brasil, usan chayote (chuchu), una calabaza en forma de pera, que se echa a perder muy rápidamente. En América Latina es muy conocida. De esta verdura se aprovecha todo: las raíces, las semillas, las hojas. Se puede preparar como dulce o salada. Asada, hervida, cruda. Es muy versátil, como el amor.

Cenas, naturaleza y música en vivo: Los mejores panoramas para disfrutar el 14 de febrero en pareja
Lee También >
Cenas, naturaleza y música en vivo: Los mejores panoramas para disfrutar el 14 de febrero en pareja

En Italia se suele decir que "un hombre sin mujer es como espagueti sin queso parmesano". Y se usa, con cariño, el apodo de "cebollita". ¿Se referirá a que a veces el amor es un valle de lágrimas y, al final, se lloran lágrimas de alegría?

En español, en algunos países, se usa "gordo" o "gorda", pero para ello probablemente habrá que estar varios años juntos para que nadie se moleste al oír la expresión.

¿Son los animales "mejores personas"?

En distintos idiomas, se usan a menudo nombres de animales para llamar a la pareja: "Mi conejo" (mein Hase) o "mi oso" (mein Bären), en alemán. En ruso, a la gente le gusta decir "mi golondrina” (моя ласточка). Y, en polaco, "ranita" (Żabka).

¿Quién fue San Valentín y por qué asociamos a ese santo con el amor?
Lee También >
¿Quién fue San Valentín y por qué asociamos a ese santo con el amor?

En Bulgaria, se hace una distinción muy meticulosa sobre la etapa en la que se encuentra la relación. Al principio, a la pareja se la llama cariñosamente "corderito" (агънце) y, con el tiempo y al final de la relación, el corderito se convierte en "oveja" (овца).

Independientemente de cómo llame uste a su pareja, piense en las sabias palabras de Hermann Hesse: "El que es capaz de amar, es feliz".