Tendencias

¿Tapas la cámara de tu computador? Apple te aconseja que no lo hagas por el siguiente motivo

Referencial - Getty Images
Por Marcial Cabezas González
La compañía de la manzana aseguró que tapar la cámara puede ser dañino para las Macbook, pudiendo incluso dañar la pantalla y algunos de sus sensores.

A modo de prevención, muchas personas tapan las cámaras de sus computadores, esto con temor a ser espiados y que la cámara se pueda activar en algún momento que no nos demos cuenta, poniendo en riesgo nuestra privacidad.

Ya sea con una pegatina o incluso con accesorios que se vendan en el mercado, existen varias soluciones para poder tapar la cámara de nuestros computadores, sin embargo, recientemente Apple publicó un documento en donde desaconsejan hacer uso de estos métodos.

Según detalla ComputerHoy, la compañía de la manzana aseguró que tapar la cámara puede ser dañino para las Macbook, los computadores portátiles de la marca, y que incluso podrían provocar daños en la pantalla del equipo.

"Si cierras el portátil Mac con la cámara tapada con una cubierta, puedes dañar la pantalla porque el espacio entre esta y el teclado está diseñado para que encajen por completo. Además, la colocación de una cubierta en la cámara integrada puede interferir en el sensor de luz ambiental e impedir el funcionamiento de ajustes como el brillo automático y la tecnología True Tone", asegura Apple.

Desde la compañía aseguran que la principal alternativa es no colocar nada sobre la cámara y confiar en la luz verde que se activa cuando una aplicación hace uso de la cámara. Además, sugieren que en la configuración del equipo revises todas las aplicaciones que tienen permisos para usar la cámara.

Sin embargo, investigadores de la Universidad Johns Hopkins han demostrado que es posible que la cámara se active sin que la luz notificadora se encienda.

Por ello, si de igual manera quieres tapar la cámara de tu equipo, desde Apple entregan las siguientes recomendaciones:

  • Asegúrate de que la cubierta que utilices no tenga un grosor superior al de un trozo de papel estándar (0,1 mm).
  • Evita utilizar cubiertas adhesivas que dejen restos.
  • Si la cubierta que utilizas tiene un grosor superior a 0,1 mm, quítala antes de cerrar el ordenador.