Tendencias

"Ya no hay caballeros": Mujer reclamó que ningún hombre la ayudó a cambiar rueda del auto y encendió fuerte debate en redes sociales

TikTok/la.jaya - Mujer reclamó que ningún hombre la ayudó a cambiar rueda del auto
Francisco Sepúlveda
Muchos hombres le respondieron en los comentarios que han dejado a un lado la cortesía por temor a ser acusados de “acoso”. Ella también respondió a esto último.

Una mujer se volvió viral luego de afirmar que "ya no hay caballeros", debido a que ningún hombre se acercó para ofrecerle ayuda cuando necesitaba cambiar una rueda del auto.

La protagonista compartió un video a través de TikTok, mientras se ve a su hija quien es la que debe reemplazar la averiada llanta del vehículo.

"Ya no hay caballeros", comenzó la mujer en el registro, detallando que "se nos ponchó (desinfló) la llanta, han pasado carros con hombres y ni un caballero se presta a ayudarnos. ¿Qué onda, caballeros?".

Su historia se viralizó rápidamente y generó un gran número de comentarios, principalmente de hombres que consideran que después podrían ser acusados por “acoso”.

TikTok/la.jaya - Mujer reclamó que ningún hombre la ayudó a cambiar rueda del auto
TikTok/la.jaya - Mujer reclamó que ningún hombre la ayudó a cambiar rueda del auto

“Hay caballeros. Lo que no hay es la confianza de que no te vayan a acusar de acoso”, escribió un usuario. “Se ve que no eres mala, pero hoy en día hay cosas por la cual ya dejamos de ser serviciales, es precaución”, escribió otro.

Tanto impacto generó su publicación, que la misma mujer compartió otro video para entregar su opinión al respecto.

Laura Prieto se descargó contra los que criticaron su look en boda de Catherine Mazoyer: debió desactivar comentarios en redes
Lee También >
Laura Prieto se descargó contra los que criticaron su look en boda de Catherine Mazoyer: debió desactivar comentarios en redes

“Mi hija y yo solamente estábamos teniendo un momento madre e hija. Se nos ponchó la llanta, mi hija decidió cambiar la llanta, los tíos decidieron ayudarla. A todos aquellos que se sintieron ofendidos u ofendidas, que se encabritaron, les mando un fuerte abrazo”, expuso.

“Desafortunadamente, la confianza al prójimo ya se terminó. Para aquellos caballeros que no se acercan a ayudar por miedo a que los vayamos a acusar de algo, todavía existimos mujeres sensatas”, cerró.

ETIQUETAS DE ESTA NOTA