Este domingo, la atención de los medios y los hinchas del Barcelona se posaron sobre los integrantes del plantel que arribaban a la Ciudad Deportiva para realizarse los exámenes PCR que requieren para volver a los entrenamientos.

Sin embargo, la gran desazón de la parcialidad catalana tiene nombre y apellido: Lionel Messi.

El astro argentino se mantuvo firme en su decisión de no acudir al recinto institucional, como muestra de su postura de abandonar el cuadro "culé".

Publicidad

"La Pulga" estaba citado para las 10:15 horas de Barcelona, pero no se dejó ver por las instalaciones, las cuales estaban copadas por fotógrafos y algunos hinchas que esperaban su arribo.

Según consigna Olé, la decisión de Messi es considerada como un acto de rebeldía por parte de la directiva del Barcelona, que sigue apelando que pertenece al club, por lo que le podrían cursar una sanción; mientras que el círculo cercano del futbolista cree firmemente que el 10 ya está fuera de la institución y no hay ningún vínculo contractual.

Otros ausentes a la cita protocolar fueron Samuel Imtiti, Miralem Pjanic, Philippe Coutinho, Nélson Semedo y Frankie de Jong. El chileno Arturo Vidal sí acudió a la cita.

REVISA ALGUNAS POSTALES DE LA JORNADA:

Publicidad