"No podemos bajar los brazos con la variante Ómicron, que está generando estragos en muchos países". Esa es la postura del seremi de Gobierno en Antofagasta, Marcos Vivanco, sobre cómo se está trabajando en la región de cara al partido de Chile contra Argentina por las Clasificatorias sudamericanas.

Esto, considerando que un aumento significativo de casos podría reducir el aforo del estadio Zorros del Desierto, el cual tiene permitido recibir 8.400 espectadores el próximo 27 de enero.

Con relación a la explosión de casos que se han visto en Chile, y en distintos países del mundo, Vivanco, en conversación con Redgol, enfatizó: "No queremos que eso suceda aquí mismo, así que mantendremos el mismo nivel de exigencia para los extranjeros. Las puertas siempre van a estar abiertas, pero evidentemente hay que respetar todas las medidas sanitarias que tenemos como país".

Publicidad

Además la autoridad regional hizo hincapié en que "un incremento significativo podría significar que Calama retroceda de fase, lo que generaría problemas con el aforo para el partido", descartando que se pudiese suspender el encuentro, pero que sí modificaría el apoyo de los hinchas en las gradas.

Por otra parte, Marcos Vivanco destacó el número de inoculados que existe en la región, puesto que "no existe tanto aumento como en Tarapacá o Santiago y el nivel de vacunación es muy alto, casi un 94 por ciento".

Cabe recordar que el partido fijado para el 27 de enero se disputará desde las 21:15 horas.

Publicidad